Mineiro remontó y venció a Sao Paulo en la ida de octavos de Libertadores

El equipo donde juega Ronaldinho comenzó perdiendo, pero al final se impuso por 2-1.

Ronaldinho celebra el gol que le marcó a Sao Paulo en Copa Libertadores.
Ronaldinho celebra el gol que le marcó a Sao Paulo en Copa Libertadores.AFP

Atlético Mineiro de Ronaldinho Gaúcho remontó y venció el jueves por 2-1 al Sao Paulo, en choque de clubes brasileños por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores de América-2013, disputada en el estadio Morumbi de la capital paulista.

Jadson abrió la pizarra a los 8, pero el Atlético empató las acciones a los 41 con un cabezazo de 'Dinho' y sentenció el 2-1 con Diego Tardelli a los 58.

El próximo miércoles se disputará el partido de vuelta en el estadio Independencia de Belo Horizonte.

El ganador de la llave se enfrentará en cuartos de final con el vencedor entre Tijuana y Palmeiras, que terminaron 0-0 en la ida en México, y se enfrentan el 14 de mayo en el Pacaembu.

El partido sirvió de revancha para el 'galo', que en su impecable paso por el Grupo 3 en la segunda fase fue derrotado una única vez en la última fecha por los dirigidos por Ney Franco (2-0) para garantizar su clasificación.

"Fue un juego importante, tenemos que seguir respetando al Sao Paulo, que es gran equipo, faltan aún 90 minutos", dijo 'Dinho', dos veces mejor jugador del mundo, que firmó con el Atlético, que nunca ha ganado la Libertadores, en junio pasado.

"No ganamos, no puedo decir que jugamos bien", lanzó por su parte Paulo Henrique Ganso, que asistió magistralmente el único gol 'tricolor'.

Sao Paulo salió a todo vapor a buscar la victoria en casa con un juego agresivo, de mucha presión que encontró distraída además a la defensa visitante.

El gol de Jadson llegó en un momento en que el Atlético estaba prácticamente contra las cuerdas, desorientado en el campo. Ganso centró al medio del área para que el mediocampista, libre en el punto penal, mandara un misil a la esquina izquierda del arco del portero Victor.

Fue una jugada de esas que hacen recordar los tiempos dorados de Ganso, que fue una de las grandes promesas del fútbol brasileño, junto a Neymar, pero traicionado por la lesiones.

Un primer golpe al ritmo del Sao Paulo fue la salida del atacante Aloísio, que tomó el lugar de Luis Fabiano (cumpliendo suspensión), que salió por dolores en la pierna izquierda (12).

Con todo, el 'tricolor' perdió una gran oportunidad de ampliar el marcador con Ademílson (34), que entró en lugar del atacante titular. Solo frente al arco, finalizó con un chute desviado a la tribuna.

Al once saopaulino se le terminaron de ir los frenos a los 34, con la salida de Lucio, expulsado tras una fuerte falta sobre Bernard a la altura de la cintura.

Inmediatamente después, el entrenador Ney Franco refuerza la defensa, colocando a Rodolfo en lugar de Ademilson, pero los espacios que dejó la desventaja numérica pasaron factura y ahí vino el primer gol.

Ronaldinho Gaúcho cabeceó con fuerza un tiro de esquina de Bernard, que desequilibraba a los locales y daba a los de Minas las riendas del partido.