Peñarol dijo adiós a la Libertadores

El equipo uruguayo goleó a Deportes Iquique de Chile, pero aun así quedó eliminado del certamen continental.

El uruguayo Peñarol goleó al chileno Deportes Iquique por 3-0 (1-0), en un duelo disputado el martes en Montevideo por la sexta y última fecha del Grupo 4 de la Libertadores, y que significó la eliminación de la edición 2013 para el cinco veces ganador de la Copa.

Sebastián Gallegos (38), Marcelo Zalayeta (74) y Matías Aguirregaray (76) anotaron los goles de la victoria para los aurinegros, aunque fue insuficiente para clasificar a octavos de final de la Libertadores en una serie en la que pasaron Vélez Sarsfield de Argentina y Emelec de Ecuador tras empatar 0-0 en Buenos Aires.

Vélez, líder del grupo con 13 unidades y Emelec, con 10 puntos, fueron los clasificados. Peñarol con 9 y Iquique con 3 puntos cerraron las posiciones.

Vélez llegaba clasificado a su duelo del martes, al tiempo que Iquique ya llegaba eliminado.

Desde el inicio del partido ambos equipos mostraron sus intenciones y sus cartas en el duelo, Peñarol lanzado al ataque en busca de una goleada que le permitiera soñar con un triunfo de Vélez en Argentina para clasificar e Iquique dispuesto a defenderse y evitar ser humillado.

Un monólogo del ataque aurinegro, con llegadas desde las puntas y con algunos intentos de hilvanar jugadas por el centro por momentos acorralaron a la defensa de los 'dragones celestes', que respondieron con muchas faltas alrededor del área.

Un cabezazo del delantero Marcelo Zalayeta, a los 17 minutos, y otro de Juan Manuel Olivera diez minutos después, fueron de las jugadas más destacadas de Peñarol en la primera media hora del partido.

Pese a las llegadas del equipo local y algunos errores de la defensa visitante los minutos pasaron sin goles y con una oportunidad aislada para Iquique en los pies de Cristian Bogado, que remató potente y desviado.

La insistencia mirasol tuvo su recompensa a los 38 minutos cuando Gallegos remató un tiro libre que tras rozar en la pierna de Zalayeta, desconcertó al Naranjo y se transformó en el 1-0.

Peñarol salió en el complemento aún más agresivo en ataque a buscar goles, Olivera con un tiro cruzado sacudió a Rodrigo Naranjo, arquero del equipo trasandino, que rechazó la pelota, a los 50 minutos.

Dos minutos más tarde, una jugada colectiva de Peñarol terminó con un tiro que pasó a centímetros del palo derecho de Iquique.

La respuesta de la visita fue como toda la noche generar salidas rápidas que culminó con tiros de media distancia, el más cercano el de Rodrigo Díaz que fue rechazado con dificultad por el arquero argentino Enrique Bologna.

Bogado con otro tiro desde fuera del área que salió apenas desviado, a los 58 minutos, volvió a recordar a Peñarol el peligro que implica dejar desguarnecida la retaguardia.

En el peor momento de Peñarol en el encuentro, una rápida jugada culminó con un centro bajo de Carlos Núñez -ingresado en la segunda mitad- que aprovechó Zalayeta para marcar el 2-0 a los 74 minutos.

En la siguiente jugada Aguirregaray aprovechó un rebote de Naranjo, tras cabezazo de Núñez, para marcar el 3-0 El duelo tuvo la particularidad de que el entrenador carbonero, Jorge 'Polilla' Da Silva, siguió todo el encuentro desde un palco en una de las tribunas del estadio Centenario, ya que cumplió con una suspensión.

Peñarol culminó así una pálida actuación en la Libertadores en la que fue de mayor a menor, e Iquique pagó su poca experiencia en torneos continentales terminando como colista del grupo.