Santa Fe hizo la tarea, Tolima no

Los albirrojos, que sumaron 14 puntos de 18 posibles, vencieron 2-0 al Real Garcilaso de Perú, pero a los pijaos les quedó grande superar al Cerro Porteño en Paraguay.

Wílder Medina celebra su primer gol en la Copa Libertadores 2013, el que abrió el camino del triunfo ante Real Garcilaso de Perú, que también clasificó a los octavos de final del torneo./ David Campuzano
Wílder Medina celebra su primer gol en la Copa Libertadores 2013, el que abrió el camino del triunfo ante Real Garcilaso de Perú, que también clasificó a los octavos de final del torneo./ David Campuzano

Líder en los tres torneos en los que está participando e invicto en la Copa Libertadores. Juega bien, pero no llena El Campín. Anoche, apenas 15 mil espectadores asistieron a la victoria 2-0 de Independiente Santa Fe sobre Real Garcilaso de Perú, con la que cerró su brillante actuación en la fase de grupos del torneo continental, en el que desde el martes pasado había asegurado un cupo en los octavos de final.

El cuadro cardenal sumó 14 puntos de los 18 posibles, con cuatro triunfos y dos empates, nueve goles a favor y apenas cuatro en contra.

Y eso que ayer jugó a media máquina, como si estuviera entrenando, especialmente en la primera mitad cuando generó peligro cada vez que apareció Ómar Pérez para habilitar a los delanteros Wílder Medina y Cristian Martínez Borja.

Su rival, el Real Garcilaso, no generó peligro, por lo que el arquero Camilo Vargas fue un espectador más. Pero los jugadores albirrojos querían regalarle la victoria al técnico Wilson Gutiérrez, quien completó 100 partidos dirigidos.

Y por eso en el complemento salieron a liquidar. A los dos minutos Medina anotó el primero, tras un pase preciso del capitán Pérez, quien fue habilitado por Daniel Torres con un espectacular taquito.

Aunque el cuadro inca reaccionó y tuvo algunas opciones de anotar, fue Santa Fe el que aumentó el marcador por intermedio de Martínez Borja, tras un centro que le hizo Hugo Acosta, quien había ingresado minutos antes por Luis Carlos Arias, que al parecer sufrió una lesión muscular cuya gravedad se conocerá hoy.

En Asunción Tolima debía superar al Cerro Porteño, que llevaba cinco derrotas en la Libertadores. Los dirigidos por Carlos Castro jugaron muy mal, especialmente en la primera mitad, en la que tuvieron apenas un par de llegadas. De hecho, el arquero Anthony Silva evitó tres veces la caída de su valla.

Los pijaos apenas reaccionaron a 20 minutos del final, como tirando sus restos. Bréiner Bonilla intentó de tiro libre y Andrés Andrade estrelló un balón en el palo, aunque Cerro también asustó.

Desordenados, pero animados por la ventaja santafereña en Bogotá, los tolimenses lucharon y se fueron con todo en busca del gol de la clasificación. Charles Monsalvo lo tuvo en el minuto 89, pero su cabezazo salió desviado, justo antes de que el árbitro decretara el final del juego.

Santa Fe mantuvo su buen rendimiento y le dio una mano al Tolima para que dos clubes colombianos se metieran entre los 16 mejores del continente, pero el equipo vinotinto no tuvo con qué responder y se quedó en el intento, con ocho puntos, mientras Real Garcilaso avanzó con 10, a pesar de la derrota.

Los cardenales conocerán mañana en la noche el nombre de su rival en la siguiente ronda, que será uno de los segundos con menor puntaje.