Costa Rica les pintó la cara

En el debut del técnico colombiano Jorge Luis Pinto, al frente de Costa Rica, los ‘ticos’ demostraron un excelente sistema táctico que les permitió imponerse con autoridad sobre Uruguay con un marcador de 3 a 1.

El técnico Jorge luis pinto ganó su primer duelo munidalista. / AFP

En su debut, el técnico colombiano Jorge Luis Pinto ganó su primer duelo mundialista. Con un perfecto esquema defensivo y una presión alta, Costa Rica logró imponerse 3 a 1 sobre Uruguay, conviertiéndose en el equipo sorpresa del Mundial. Fueron tres minutos en los que los ticos lograron remontar un partido que comenzaron perdiendo tras el gol de penal de Edinson Cavanni al minuto 22.

La hazaña comenzó en el minuto 54, cuando la figura del partido, el delantero Joel Campbell, definió a la perfección ante el arquero uruguayo Fernando Muslera. Pero la potencia de los costarricenses fue el juego aéreo. En el minuto 57 vino la recompensa para el equipo de Pinto, que demostró tener más táctica que calidad. En una jugada preparada, el central Óscar Duarte logró ganarle la espalda a Cristian Stuani, y tras un centro al segundo palo definió de cabeza.

La alegría invadió el banco de Costa Rica. pinto hizo un cambio en el mediocampo para mantener la presión y evitar la arremetida de los charruas. Con cabeza fría el técnico colombiano empezó a manejar los tiempos del partido. Con la tranquilidad en el arco y su defensa liderada por el arquero del Levante español Keylor Navas, Pinto hizo un cambio para oxigenar su ataque. Al minuto 36 ingresó Marcos Ureña. Le bastaron tres minutos para marcar un golazo y cerrar el partido. Todo nació de un pase milimétrico de Campbell y ante la salida de Muslera, Ureña definió de primera al segundo palo.

En las tribunas se veían lágrimas, no sólo de los uruguayos, sino también, de la fanaticada de los ticos que parecían estar soñando porque jamás pensaron que los dirigidos por Pinto bailaran a los charruas. A pesar de la falta descalificadora de Maxi Pereira a Campbell —salió expulsado con roja directa—, el conjunto sudamericano reconoció su derrota. “Ahora a descansar y a pensar en Inglaterra”, fueron las palabras de Arévalo Ríos, uno de los jugadores más representativos de un Urugay que, a pesar del duro golpe, no está muerto.