Cristiano-Bale, los amigos que compiten por la final de la Euro

Los dos delanteros del Real Madrid estarán frente a frente en el partido entre Gales y Portugal que se jugará esta tarde en el Stade des Lumières de Lyon.

Gareth Bale y Cristiano Ronaldo se enfrentarán esta tarde en las semifinales de la Euro. Foto: AFP

"No creo que haya ningún tipo de amor entre ellos esa tarde", indicó en Dinard el seleccionador de Gales, Chris Coleman, cuando lo consultaron sobre el choque entre compañeros del Real Madrid Cristiano Ronaldo y Gareth Bale, el miércoles en Lyon por las semifinales de la Eurocopa-2016, en el Gales-Portugal. El duelo entre Bale, de 26 años, y CR7, de 31, es la gran cartelera del choque entre ambas selecciones por un lugar en la final.

Gareth Bale disputará un encuentro épico para su país este miércoles. Gales, casi inédita en los grandes torneos internacionales, jugará ante Portugal una semifinal histórica para un país que sueña con lograr una auténtica proeza. Sin embargo, Bale sueña también con otra cosa: acabar con la maldición de Cristiano Ronaldo. El jugador galés tiene un dato demoledor en contra al que tiene que hacer frente durante el choque frente a los lusos que se jugará en el Stade des Lumières de Lyon.

Y es que Bale jamás ha ganado a Cristiano, su compañero en el Real Madrid pero antaño rivales en la Premier League, cuando uno jugaba en el Tottenham y el otro en el Manchester United y después en la Liga de Campeones, con Cristiano ya en el conjunto blanco y Bale aún en el británico. El saldo es desolador para Bale. En total, se enfrentó en cinco ocasiones a Cristiano Ronaldo y en las cinco fue derrotado. Como mucho, logró alcanzar una tanda de penaltis en un partido de la Copa de la Liga inglesa, pero Cristiano se salió con la suya y también ganó en una suerte que a veces es una lotería.

Bale no tiene nada que perder. Ya ha hecho su trabajo y ha sido perfecto. Nadie puede quejarse. Todo lo que pase ahora, será bueno. Pero en Portugal, después de jugar regular y mal en casi todos los partidos, una derrota sería muy dolorosa. Para Bale, si consigue ganar, seguiría perdiendo 5-1 ante Cristiano. Pero el pase a una final de la Eurocopa vale por diez.

"Son dos de los mejores jugadores del planeta, pero no creo que haya ningún amor entre ellos esa tarde", aseguró el técnico de 46 años en conferencia de prensa en Dinard. "Sabemos lo que está en juego, y la amistad tendrá que esperar una vez que acabe el encuentro", añadió. El extécnico del Fulham estimó que el partido se iba a decidir por numerosos factores, aunque el centro de las miradas se posará en el número 11 galés y el número 7 portugués.

Gales llegó a semifinales por primera vez en su historia tras derrotar 3-1 a Bélgica en cuartos de final. Portugal lo hizo tras dejar en el camino en los penales a Polonia en Marsella, el jueves pasado (5-3 tras 1-1). "No hace falta que en este partido le diga a mis jugadores que en ese equipo de enfrente juega un tal Cristiano Ronaldo, porque ya lo saben. Pero tampoco lo hicimos con (el belga) Eden Hazard. Lo conocíamos, sabíamos lo peligroso que era", explicó Coleman.

"Podría estar trabajando un mes con mi defensa, para detener a Cristiano Ronaldo. Pero él tiene la capacidad de hacer algo especial, imparable", comentó sobre CR7 el timonel galés. "Por supuesto es un peligro. Pero tengo uno de eso también en mi equipo (Bale), por lo que hay un equilibrio", consideró.

Balón de Oro

No es un secreto que Cristiano Ronaldo quiere ganar el Balón de Oro de la FIFA en enero próximo para conquistarlo por cuarta vez, pero Coleman no piensa que ese trofeo honorífico sea una fuente de motivación para su pupilo Bale, quien podría meterse en la lucha entre Ronaldo y el argentino Leo Messi, ganador de cinco, a la hora de elegir al mejor jugador del planeta en la temporada 2016.

"No creo que eso esté en la cabeza de Gareth", confió Coleman en Dinard, al noroeste de Francia, donde está ubicada la concentración de los Dragones para el torneo. "Por supuesto que es un ser humano. Tendrá pensamientos que pasan por su mente, pero él va a estar pensando en su rendimiento del próximo partido y nada más detrás de eso", reflexionó Coleman.

"Él está concentrado en el próximo rival y desafío, y en lo que tiene que hacer. Eso es lo que va a estar pensando más que otra cosa", concluyó.