Cristiano Ronaldo se queda sin zapatos

Nike obliga al jugador a retirar su línea de calzado deportivo CR7 Footwear por coincidir con el nombre que tiene la firma americana.

Cristiano Ronaldo.AFP

Continúa la mala racha de Cristiano Ronaldo. Se va Irina, sus goles se cuentan de uno en uno y ahora, lo que es peor, le meten uno en su propia puerta. La firma deportiva Nike ha obligado al mejor jugador del mundo a retirar su línea de calzado deportivo CR7 Footwear por coincidir con el nombre que tiene la firma americana.

La estrella del Real Madrid tiene un contrato con Nike por 10 millones de dólares anuales (8,7 millones de euros), según la agencia Bloomberg. A cambio, el deportista debe de vestir su ropa y su calzado mientras otros contratos se lo permitan, pues tanto en su club como en su selección nacional, el equipamiento corre a cargo de una firma rival.

La firma de Cristiano se presentó la semana pasada en la Feria del Calzado de Milán y poco después han llegado los problemas para la CR7 Footwear, ajena a la de Nike. Estos zapatos, que se fabrican enteramente en la ciudad portuguesa de Guimaraes, cuestan entre 100 y 550 euros, según sean zapatillas deportivas, náuticos, mocasines o el modelo de piel para traje. En el caso del calzado Nike, las zapatillas cuestan desde 60 euros, y las botas, más de 300.

Aunque la línea de calzado de Ronaldo no es para la práctica del deporte sino para vestir, no ha impedido el ultimátum de Nike respecto a los modelos deportivos, por considerarlos competencia directa de los suyos.

Hace tiempo que Cristiano está presente en el mundo de la moda. El futbolista se ha asociado con el diseñador neoyorquino Richard Chai y el fabricante danés JBS y en 2012 lanzó una colección que va desde los 25 euros de unos calzonzillos hasta los 80 de una camisa. Las prendas se vende a través de la web CR7Underwear.com y en varias tiendas físicas, incluidas las famosas Galerías Lafayette de Francia.

Cristiano no ha sido el único en lanzarse al mundo de la moda. Michael Jordan lo hizo en los años noventa y el campeón mundial de surf, Kelly Slater, acaba de fundar M.Nii, con el grupo Kering —propietario de Gucci y Saint Laurent Paris— como socio. Pero el paradigma del deportista reconvertido en icono sigue siendo David Beckham, que primero fue modelo de Armani y ahora ha creado su propia firma bajo su nombre tras años de colaboraciones con otras marcas como H&M o Adidas.

En el caso de la marca CR7 para zapatos, esta llega después de su colección de calzoncillos y de camisas, para lo que no ha tenido problemas, y antes de un proyecto de hoteles exclusivos que desarrolla en asociación con la cadena Pestana que, como él, nació en Madeira.

Según la revista Forbes, Ronaldo es el segundo deportista mejor pagado del mundo, con 70,2 millones de euros, 52 millones en salarios y 28 millones en contratos publicitarios. Solo lo supera el boxeador Floyd Maeweather con 92,5 millones.

Temas relacionados