Cristiano salió lesionado y llorando. Luego celebró como todos el título de su selección

Cristiano Ronaldo tuvo que ser sustituido por una lesión en su rodilla izquierda, siendo evacuado en camilla y entre lágrimas, en el minuto 25 de la final de la Eurocopa entre Francia y Portugal, el domingo en el Stade de France, después de haber recibido un golpe de Dimitri Payet, en el minuto 8.

Cristiano Ronaldo se lesionó en la final. EFE

Tras ese choque estuvo un tiempo tendido en el suelo, golpeó el césped con la mano con gesto de dolor, pero pudo continuar tras ser atendido por los médicos. En el 17 volvió a ser atendido por los médicos y estuvo un tiempo fuera del terreno, para que le vendaran la rodilla. Se reincorporó al juego, hasta que en el 25 pidió el cambio, se tiró al suelo y fue sacado del campo en camilla, sin poder contener las lágrimas, mientras Ricardo Quaresma entraba en su lugar.

“Terrible ver a Cris salir así. Espero que no sea demasiado mala la lesión”, escribió en su cuenta de Twitter su compañero Gareth Bale. Mientras que Dolores Aveiro, su mamá, lamentó la lesión de su hijo: “No puedo ver a mi hijo así. El fútbol se trata de golpear el balón y no de hacer daño al rival”.

Con su salida prematura por lesión de la final, Cristiano Ronaldo se quedó sin poder superar el récord de goles de la historia del torneo. Se quedó con un total de nueve goles en cuatro Eurocopas, igualado desde la semifinal del miércoles con el francés Michel Platini, que logró la misma cantidad en la única edición que disputó, la de 1984.

El atacante del Real Madrid, sin embargo, no se quiso perder la fiesta y con una venda en su pierna izquierda se sentó en el banquillo a ver el alargue. Luego, con paso lento, subió a recoger la copa y a celebrar con sus compañeros. Hoy se conocerá la gravedad de la lesión.

Así fue la jugada en la que el delantero salió lastimado.