Cristiano, a un paso del 'club de los 100'

El jugador del Real Madrid se unirá a Luis Figo y Fernando Couto, que suman 127 y 110 partidos respectivamente con la selección lusitana.

CR-7 se unirá al 'Club de los 100' - EFE
CR-7 se unirá al 'Club de los 100' - EFE

Cristiano Ronaldo dará un nuevo paso para batir todas las marcas del fútbol portugués cuando cumpla su centésimo partido internacional con apenas 27 años, nueve después de debutar con la selección lusa.

Si juega ante Irlanda del Norte, el futbolista nacido en un humilde barrio de Funchal, la capital de la isla de Madeira, esculpirá su nombre en el Olimpo del combinado nacional junto a los exfutbolistas Luis Figo y Fernando Couto, que suman 127 y 110 encuentros con la zamarra rojiverde, respectivamente.

Con los previsibles años que aún le restan en la alta competición, Cristiano Ronaldo dos Santos Aveiro tiene todas las posibilidades en convertirse en los próximos cursos en el futbolista con mayor número de partidos internacionales, así como en el máximo goleador de la historia de la selección.

"Va a batir todos los récords (...) Y es un ejemplo la competitividad que exhibe. Eso es importante para nosotros, para el grupo de trabajo y para sus colegas", garantizó hoy su actual técnico en el combinado, Paulo Bento.

Cristiano debutó a los 18 años con la absoluta el 20 de agosto del 2003, en un amistoso ante Kazajistán celebrado Chaves (norte de Portugal), cuando sustituyó en el descanso al legendario Rui Costa, el cuarto futbolista luso más internacional con 94 partidos.

Desde entonces, el "siete" del Real Madrid ha marcado 37 goles con la selección -menos de los que promedia con sus clubes-; ha participado en dos mundiales y tres Eurocopas y se ha convertido en su indiscutible líder y capitán.

A pesar de las críticas puntuales a su rendimiento en el combinado nacional, la marca anotadora de Cristiano está cada vez más cerca de la del legendario Eusebio da Silva Ferreira (41 tantos) y de la de Pauleta (47).

Además, ha sido capaz de ser el único en anotar goles en cada uno de los cinco últimos grandes torneos internacionales: Los europeos del 2004, 2008 y 2012 y los mundiales del 2006 y el 2010. En total, ocho tantos en las cinco competiciones.

Su próximo paso será batir el récord que ostenta el alemán Jürgen Klinsmann, anotador en seis ediciones de fases finales.

Durante sus nueve años en la selección, el extremo del Real Madrid atravesó periodos de luces y sombras. El más doloroso, según él mismo reconoce, fue la final perdida ante Grecia, en la Eurocopa del 2004, en la que Portugal era anfitrión.

Los mejores, sus importantes goles en las fases finales, entre ellos el penalti que marcó en la tanda ante Inglaterra que significó el pase luso a las semifinales del mundial 2006 o los tres anotados en el último Europeo (dos ante Holanda y uno ante República Checa).

Cristiano convivió con tres seleccionadores: el brasileño Luis Filipe Scolari (2002-2008); Carlos Queiroz (2008-2010); y Paulo Bento.

Scolari, artífice de su debut, le designó capitán y líder después de la retirada de Figo. Con Queiroz siguió con el brazalete, aunque vivió polémicos episodios. Al caer en los octavos de final del Mundial del 2010, arremetió públicamente contra la estrategia defensiva del seleccionador.

Con Bento, la estabilidad regresó y la figura de Cristiano ganó peso. El hercúleo jugador, Balón de Oro en 2008, empezó a disfrutar también de un cierto indulto dentro de las exigencias defensivas del seleccionador. El objetivo es que su demoledor estilo sea más efectivo.

"Me gustaría agradecer a todos los que me ayudaron a llegar hasta aquí y contar con el estadio lleno apoyando a nuestra selección", resumió el futuro centenario Cristiano en un mensaje en las redes sociales.