Cuando la genialidad de Maradona hizo rendir a Inglaterra ante los pies de Argentina

El futbolista argentino fue clave en la victoria del seleccionado suramericano en cuartos de final del Mundial México 1986.

Gol Caracol

Argentina e Inglaterra jugaron un partido en el Mundial de 1986 que tenía como ingrediente externo al futbolístico la Guerra de las Malvinas, aunque los futbolistas suramericanos señalaron que esto no tenía nada que ver con el encuentro, en días previos al crucial enfrentamiento tanta fue la alharaca sobre el tema que hasta un aviso publicitario en el diario Excelsior señaló “No se pierda el domingo 22 la segunda versión de las Guerras de las Malvinas. Argentina vs. Inglaterra”.

Con este ingrediente adicional, ambos equipos saltaron al terreno de juego  en la tarde del 22 de junio y aunque dentro de la cancha el encuentro fue destacado de “trámite sencillo, sin mucho ánimo y bajo nivel de juego” por Mike Forero en el diario El Espectador, Argentina contaba con un genio que en el segundo tiempo se inspiró y gracias a su imaginación definió el partido a favor del equipo suramericano.

Sin embargo el primer gol, que se anotó al minuto 50, fue discutido por los ingleses puesto que Diego Armando Maradona con la mano le ganó el salto a Peter Shilton para vencer la portería defendida por el inglés. El jugador argentino después del partido habló sobre el tanto y dijo, con una sonrisa pícara: “Mira, yo salté junto con el portero, la pelota me pegó en la cabeza o en alguna parte, pero el gol cayó”.

Cinco minutos después, el ‘Pelusa’ se inventó una jugada desde la mitad de la cancha y por zona derecha dejó a cinco rivales atrás y al ingresar al área eludió también al portero Peter Shilton para enviar el balón al fondo de la red, esta carrera que terminó en el segundo tanto fue después denominada como el ‘gol del siglo’.

Este par de anotaciones que le dieron el triunfo al equipo albiceleste significó tanto para los argentinos que El Espectador en unos de sus textos del lunes 23 de abril de 1986 publicó “un grupo de numerosos hinchas desfilaba al grito de ‘el que no brinque es inglés’… ‘esto vale más que ser campeones del mundo’”. Y estaban en lo cierto ¿Qué le importaba a la Argentina el resto? Si por fin habían logrado ganarles a los ingleses y para quienes conocen el espíritu futbolístico argentino no es extraño que se considere que el juego del balón para ellos vale más que todas las Islas Malvinas y sus alrededores “Las islas son muy frías, el fútbol es todo calor” indicó un fanático argentino.

Tras la actuación de Maradona contra Inglaterra, los diarios ingleses se desbordaron en elogios: el Daily Mail tituló “Vencidos por el hombre mágico”, el Daily Telegraph alabó el segundo gol del ‘10’ “fue resultado del brillo que ha hecho de Maradona el jugador más temido del fútbol moderno”, mientras que The Guardian publicó “interponerse a Maradona dentro del alcance del gol era como desafiar a alguien que llevara una granada de mano activada. Se acierte o no, siempre era probable que el resultado fuer explosivo”. Por fin el país británico se rendía ante Argentina.