Daniel Torres y Sebastián Pérez: Recuperadores y generadores

Jugaron contra Estados Unidos su cuarto partido consecutivo como titulares y demostraron que son los hombres de confianza de Pékerman para ocupar los puestos en la primera línea de volantes.

Sebastián Pérez fue titular contra la selección de Estados Unidos. / AFP
Cuando Sebastián Pérez fue visto por veedores de Atlético Nacional en el Pony Fútbol, en la cancha Marte de Medellín, jugaba como volante de creación. Era rápido para decidir con el balón en sus pies y además tenía la virtud de ser sacrificado en la marca, lo que le daba puntos extra respecto a los demás volantes ofensivos, pues a los otros les gustaba atacar, pero sin el balón eran limitados. Justamente por esa razón el paisa llegó a los 12 años al cuadro verdolaga, del que había sido hincha desde niño. Más adelante fue ubicado definitivamente como mediocampista de primer línea, en donde jugó en todas las categorías juveniles, y finalmente llegó a debutar en el primer equipo, gracias a la confianza del técnico Santiago Escobar.
 
Daniel Torres, por su parte, en sus inicios no contaba con esa facilidad de generar fútbol y vivió un proceso contrario al de Pérez. Era de esos volantes de marca que jugaban al límite y pegaba más de la cuenta. Quizás porque llevaba al interior de la cancha la berraquera del día a día. Para llegar a los entrenamientos en Bogotá tenía que desplazarse como fuera desde su casa en Cáqueza (Cundinamarca). Aunque su mamá no tuviera en algunas ocasiones para el pasaje del bus, él se esforzaba y llegaba incluso echando dedo. “Mi debilidad era que si me sacaban amarilla, seguro venía la roja”, recordó Daniel, quien poco a poco tuvo que aprender a medirse. Y fue la experiencia y la sumatoria de partidos como profesional las que le enseñaron que en ese puesto de volante de marca tocaba raspar y jugar fuerte, pero también era muy importante aportarle fútbol al equipo.
 
Hoy en día, Sebastián Pérez y Daniel Torres se han consolidado como la pareja titular de volantes de marca de Colombia. Con trabajo han sabido ganarse a José Pékerman, y aunque les tocó esperar más de la cuenta para llegar al equipo mayor —especialmente a Torres, quien a pesar de mantener un gran nivel en los últimos años en el fútbol colombiano, sólo ha sido tenido en cuenta por el DT argentino en los últimos meses—, hoy demuestran que, a pesar de seguir en el fútbol local, tienen el talento suficiente para dar el salto a las grandes ligas del mundo.
 
Se complementan bien, se entienden como si llevaran mucho tiempo juntos y ambos tienen la característica de saber salir jugando desde atrás. Son de esos futbolistas de recuperación modernos que no se limitan a cumplir una función destructiva sino también creativa. Justamente en la Copa América de Chile 2015, el principal inconveniente de Colombia fue la falta de generación de fútbol. Y en parte ese problema estaba porque los volantes de marca hacían su función de quitar la pelota, pero fallaban en la entrega. Carlos Sánchez cumplía su labor de desarmar y ser toda una roca en el medio, pero su socio no se encontró nunca, desde que Abel Aguilar dejó de figurar. Edwin Valencia se lesionó y Álex Mejía no se consolidó. Luego Sánchez perdió ritmo en su club y de paso la titular en Colombia.
 
“Es importante cuando tienes esa continuidad y te vas conociendo cada vez más con tus compañeros”, resaltó Sebastián Pérez, el volante de 23 años, quien jugó su primer partido como titular de la selección absoluta contra Bolivia, en La Paz, en la eliminatoria a Rusia 2018. “Creo que será fundamental el trabajo para seguir consolidándonos”, resaltó Torres, que también se estrenó esa tarde en la capital boliviana y ya completa cuatro partidos consecutivos como titular con el equipo tricolor. “Estoy muy contento y muy agradecido con el cuerpo técnico y los jugadores por la oportunidad que me han dado. Pero también con Dios, porque ha sido fiel y ha sido bueno”, agregó el capitán del Medellín.
 
“Nos vemos como un equipo muy sólido, tanto en la parte ofensiva como en la defensiva, y creo que eso nos ha llevado a alcanzar un buen rendimiento. Esperemos seguir conociéndonos mejor para incrementar ese nivel y así lograr cosas más importantes”, sentenció Sebastián Pérez. Mañana, ante Paraguay, en el estadio Rose Bowl de Pasadena, California, se repetirá la fórmula Torres-Pérez y el único cambio en la titular sería el relevante de James Rodríguez, quien sufrió un golpe en su hombro y será reservado por parte del cuerpo técnico para evitar una lesión mayor. Las opciones para ocupar su puesto son Marlos Moreno o Dayro Moreno.