Detienen a directivos de la FIFA por corrupción

La justicia de Estados Unidos imputó a 14 miembros de la organización, 'ad portas' de la elección de un nuevo presidente.

El Departamento estadounidense de Justicia anunció este miércoles la imputación de nueve directivos de la FIFA y otros cinco empleados del organismo, por conspiración y corrupción a lo largo de un período de 24 años.

El anuncio coincidió con un registro en las oficinas de la CONCACAF (Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol) en Miami (Florida), como parte del caso, y después de que las autoridades suizas detuvieran a seis directivos del mundo del fútbol en un hotel de Zúrich, poco antes del Congreso anual de la FIFA.

La investigación "se extiende al menos a lo largo de dos generaciones de directivos del fútbol, sospechosos de haber abusado de sus posiciones para hacerse con millones de dólares en sobornos y retrocomisiones", indicó en el comunicado la secretaria de Justicia, Loretta Lynch.

Según las autoridades suizas, los seis responsables son sospechosos de haber aceptado sobornos de varios millones de dólares desde los años noventa hasta ahora.

El diario New York Times, que reveló el caso, indicó que policías suizos se presentaron en un lujoso hotel de cinco estrellas, en Zúrich, esta madrugada. Entre los detenidos, el rotativo citó al costarricense Eduardo Li.

Al mismo tiempo, la fiscalía suiza se incautó este miércoles de documentos electrónicos en la sede de la FIFA en Zurich, según un comunicado oficial, en una investigación penal por sospechas de "blanqueo de dinero y gestión desleal" en relación con la atribución de los Mundiales de fútbol de 2018 y 2022.

"Los enriquecimientos ilegítimos se habrían realizado al menos en parte en Suiza", precisó el ministerio de Justicia precisando que la investigación se abrió el 10 de marzo de 2015.

Según el New York Times, las acusaciones se refieren a casos de corrupción en el curso de los últimos veinte años, en particular en las atribuciones de Mundiales, derechos de márketing y de televisión, así como fraude, estafa y lavado de dinero.

Las acusaciones conciernen en total a una decena de personas, precisa el diario, pero algunas de ellas no se encuentran ahora en Zúrich. Entre los dirigentes actuales o pasados de la FIFA sobre los que pesan las acusaciones figuran Jeffrey Webb (Islas Caimán), miembro del comité ejecutivo, el uruguayo Eugenio Figueredo, y Jack Warner (Trinidad y Tobago), antiguo miembro del Comité ejecutivo, ya implicado en otros casos de corrupción.

El diario estadounidense también cita al nicaragüense Julio Rocha, Rafael Esquivel, presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, el brasileño José Maria Marín y el paraguayo Nicolás Leoz.

"La policía cantonal detuvo a seis funcionarios del mundo del fútbol" a "pedido de las autoridades estadounidenses", indicó el ministerio suizo de Justicia en un comunicado.

"Representantes de medios deportivos y de firmas de márketing deportivo estarían implicados en pagos a altos funcionarios de organizaciones futbolísticas (delegados de la FIFA y otras personas pertenecientes a organizaciones afiliadas a la FIFA) a cambio de derechos de difusión y derechos de márketing de competiciones organizadas en Estados Unidos y Sudamérica", añadió el ministerio, que dijo actuar por pedido de la fiscalía del distrito este de Nueva York.

Los detenidos son sospechosos de haber recibido sobornos por valor de millones de dólares entre los años 90 y la actualidad, precisan las autoridades judiciales suizas.

"Según el pedido de arresto norteamericano, el acuerdo relativo a estos actos habría sido concluido en Estados Unidos, donde también tuvieron lugar los preparativos. Los pagos habrían transitado por bancos norteamericanos", añade el comunicado suizo.

Los sospechosos detenidos son objeto de una demanda de extradición estadounidense y serán interrogados por la policía de Zúrich. Quienes acepten ser extraditados a Estados Unidos lo serán según un procedimiento simplificado. En el caso de los que se opongan, Washington tendrá un plazo de 40 días para hacer un pedido formal de extradición.

La FIFA anunció una rueda de prensa en Zúrich para dar sus primeras explicaciones, en la que hablará el director de comunicación del organismo, Walter di Gregorio.

Este caso llega a dos días de la elección a la presidencia de la FIFA, donde el suizo Joseph Blatter, patrón del organismo desde 1998, buscará un quinto mandato.

Blatter, de 79 años, es objeto de críticas debido a las riquezas acumuladas por la FIFA, que registró una cifra de negocios de unos 2.000 millones de euros en 2014, año de la última Copa del Mundo.

Varias acusaciones de corrupción, investigadas por los medios de comunicación, fueron relacionadas con la atribución de las Copas del Mundo de 2018 y 2022 a Rusia y Catar, respectivamente.

El príncipe jordano Ali bin al Hussein, rival de Blatter en la elección del viernes, afirmó que estas detenciones representan "un día triste" para el fútbol.

"Emergen detalles, no sería apropiado hacer comentarios por el momento", explicó en un corto comunicado el jordano, que cimentó su campaña en el tema de la integridad a restaurar en la FIFA, en la que es uno de los vicepresidentes.