Ecuador y Estados Unidos quieren hacer historia en la Copa América

El equipo local terminó primero en el grupo A, mientras que Ecuador fue segundo del B. Ambas selecciones sueñan con meterse en las semifinales del torneo continental.

Ecuador fue segundo del B y enfrentará a Estados Unidos en cuartos de final de la Copa América. Foto: AFP

La selección de Ecuador intentará derrotar al local Estados Unidos (8:30 p.m., por el Gol Caracol), que estará apoyado por el público de Seattle, y regresar así a unas semifinales de la Copa América 23 años después. Ninguna de las dos selecciones ha levantado el trofeo en este torneo continental y para lograrlo tendrán un arduo camino, ya que el vencedor del cruce se medirá al ganador entre la favorita Argentina y la sorprendente Venezuela.

Los ecuatorianos, con dos empates ante Perú y Brasil y un triunfo ante Haití por 4-0, clasificaron segundos en el grupo B de la Copa América Centenario, en el que se clasificó Perú como primera, y ahora esperan a una selección anfitriona que viene de menos a más.

Por su parte, el equipo dirigido por el alemán Jurgen Klinsmann, situado en el puesto 31 del escalafón FIFA, cayó en el partido inaugural ante Colombia por 2-0, pero se recuperó con una goleada a Costa Rica 4-0 y con un esforzado triunfo ante Paraguay 1-0, en el que jugó 45 minutos con un hombre menos.

La selección dirigida por el argentino Gustavo Quinteros, decimotercera del mundo y colíder en las eliminatorias sudamericanas para el Mundial del 2018, recurrirá a la calidad de Énner Valencia, del West Ham inglés; de Jefferson Montero, del Swansea City, y de Antonio Valencia, del Manchester United, para poder seguir avanzando en el torneo y seguir demostrando su potencial futbolístico en el continente, en el que se ha ganado el respeto de sus rivales en los últimos años.

El equipo tricolor no podrá contar con el delantero Miller Bolaños, quien no se recuperó de una lesión muscular y se perderá el partido por cuartos de final, por lo que Jaime Ayoví se perfila como su reemplazante para el compromiso de esta noche.

“Ahora los partidos hay que jugarlos a matar o morir. Y eso es lo que pretendemos nosotros”, manifestó en la previa el central títular Gabriel Achilier.
Por su parte, el entrenador de Estados Unidos habló en rueda de prensa previa al decisivo partido de este jueves.

“Espero un estadio lleno y unos hinchas apasionados, que nos impulsarán para superar este difícil compromiso”, adelantó Klinsmann, para quien el equipo que aproveche los detalles marcará la diferencia y accederá a las semifinales del torneo.

El alemán espera que los 67.000 espectadores del Century Link Field de Seattle conviertan el recinto en una olla a presión. Juega a su favor que esta ciudad al noroeste de Estados Unidos es la más futbolera del país y cuenta con un potente club local, el Seattle Sounders, club en el que milita la estrella del equipo nacional, el delantero Clint Dempsey, autor de dos tantos en el torneo.

“Clint es muy importante por su experiencia, su hambre de goles. Es un finalizador muy preciso”, ha concluido.

La baja confirmada de Estados Unidos es la del defensa DeAndre Yedlin, suspendido por la expulsión en el encuentro ante Paraguay. Michael Orozco, de origen mexicano, se perfila como el sustituto más probable.