Eden Hazard, el futuro galáctico del fútbol mundial

El belga está cerca de superar sus cifras de la primera temporada con el Chelsea.

AFP

El mediapunta belga Eden Hazard, gracias a su calidad y a una gran regularidad con el Chelsea, convirtió a su entrenador José Mourinho en su mayor incondicional, que ahora le augura un futuro galáctico cuando adquiera un poco más de madurez.

En un mes, tras un gran partido ante el Manchester City y después de conseguir su primer 'triplete' en la Premier contra el Newcastle, el precio del 'chico' de 23 años subió como la espuma.

"Es excepcional, está en un punto que no tiene nada que ver con el Hazard que descubrí", aseguró a principios de febrero un entrenador que había afirmado anteriormente que la exestrella del Lille era "un gran talento pero todavía no un gran jugador".

Irregular, en su primera temporada en el Chelsea ya sumó 13 goles y 20 asistencias. Este curso está en camino de superar esas cifras y ya ha alcanzado los 14 tantos y seis pases decisivos.

Estos números son similares a los que firmó en su último año en el Lille (20 goles y 15 asistencias), pero la Premier es una de las ligas más fuertes. Y aquí se ha visto a un jugador espectacular capaz de aturdir él solo cualquier defensa con disparos sorprendentes y regates inverosímiles.

"Tengo la misma sensación que con Zola", aseguró su compañero Frank Lampard. "Hace cosas que jamás he visto", añade el veterano futbolista.

"Es verdad que en los últimos dos o tres meses no estoy mal", reconoció hace poco el jugador en el diario francés L'Equipe. "Cada año intento mejorar y en estos momentos estoy en una fase de ascenso", añadió Hazard.

Ha llegado el punto en el que algunos se atreven a compararlo con Messi y Ronaldo, lo que a él le provoca una sonrisa.

"Eden, es nuestra imagen. Con su estilo de juego, su personalidad, debemos quedárnoslo diez años. Debemos construir el equipo en torno a él", aseguró Mourinho.

"Sigo diciendo que debe progresar, mantener los pies en la tierra pero Hazard es posiblemente el mejor jugador joven del mundo. Tiene el espacio y el tiempo para alcanzar a Messi y Cristiano", le alabó su técnico.

"Messi y Cristiano tienen un palmarés que yo no tengo. Pero no tengo nada que envidiarles cuando ellos tenían mi edad. Pero mi camino hasta ellos pasa por ganar títulos", asegura el propio Hazard.

El palmarés y el realismo son efectivamente los dos ejes de la progresión que debe seguir el belga si quiere meterse en la carrera entre ambos galácticos.

Este otoño Hazard se perdió un partido de la Liga de Campeones porque no pudo volver a tiempo de Lille la víspera para entrenarse.

"Es un crío, y los críos cometen errores. Los padres deben ser inteligentes a la hora de educar a sus hijos", explicó entonces 'Mou'.

"Cuando hacemos alguna tontería no nos 'mata'. Es una prueba de inteligencia. Nos castiga como un padre haría con sus hijos", aprecia ahora el jugador sobre el preparador.

Ahora le queda brillar en la escena europea igual que en liga, algo que no siempre ocurre. Esta temporada solo anotó dos goles en 'Champions'. Pero las lecciones empiezan a surtir efecto ya que uno de ellos lo consiguió en la Supercopa de Europa ante el Bayern, que ganó el equipo alemán en la tanda de penales.

La eliminatoria de octavos de final contra el Galatasaray, de la que el miércoles se disputa la ida en Estambul, le ofrece otra oportunidad para impresionar al Viejo Continente.

"Todo el mundo habla de Messi y de Ronaldo pero Chelsea tiene a los dos jugadores en uno", dijo el marfileño Didier Drogba, ahora en las filas del Galatasaray, del belga el pasado otoño.