El Barça descarta un segundo pacto fiscal por el "caso Neymar"

El club asume un doble delito por valor de 5,5 millones en el primer acuerdo.

Neymar, a la salida de los juzgados en febrero de 2016. / AFP

La justicia española ha validado el pacto al que llegaron el FC Barcelona y la fiscalía por el traspaso de Neymar Jr. procedente del Santos. El club azulgrana asume la condena por dos delitos fiscales contra la Hacienda Pública, por los que deberá abonar una multa total de 5,5 millones de euros —1.440.000 más 4.071.000—, y en cambio ha evitado una sanción para el actual presidente, Josep Maria Bartomeu, y su antecesor Sandro Rosell. El acuerdo definitivo se hizo público ayer después de haberse firmado el día 14.

El caso, sin embargo, todavía no está cerrado, porque en la Audiencia Nacional sigue en curso la demanda de DIS, un contencioso que no parece preocupar a Bartomeu. El presidente está convencido de que el caso Neymar 2, como se le denomina en el Barça, caerá "por sí solo", sin necesidad de llegar a "ningún otro pacto" con la fiscalía. "En el caso Neymar 1 conformamos una culpabilidad porque en 2011 y 2013 había aspectos fiscales en los que el club se había equivocado, y optamos por pactar los referidos 5,5 millones de euros. Ya es una conformidad definitiva y aceptada por el juez", argumentó ayer el presidente del FC Barcelona. "El caso Neymar 2 es diferente, porque no pensamos que se haya hecho incorrectamente su fichaje. Aquí no habrá ningún pacto".

La evolución del caso Neymar 2 ha estado marcada por dos decisiones. Inicialmente, el juez de la Audiencia Nacional José De la Mata archivó la causa abierta contra Neymar y su padre, así como contra el propio Barcelona, Rosell y Bartomeu, por los delitos de corrupción y estafa. El proceso, sin embargo, se reabrió después de que la Sección Cuarta de lo Penal revocara la decisión inicial de De la Mata y ordenara la continuación de las actuaciones por los trámites de procedimiento abreviado al ver indicios de delito. Estimó así el recurso de la fiscalía, al que se adhirió la empresa DIS, el fondo de inversión brasileño titular desde 2009 del 40% de los derechos económicos derivados de la transmisión de los derechos federativos de Neymar.

"Mi pregunta es por qué DIS no pelea en Brasil cuando es una empresa brasileña", afirmó ayer en su comparecencia Bartomeu. "DIS quiere una parte del dinero que se pagó a la familia de Neymar, pero el caso Neymar 1 deja claro que lo que se pagó eran salarios".

El presidente azulgrana, de todas maneras, volvió a ser requerido por el precio total del traspaso del jugador brasileño y su respuesta resultó de nuevo sorprendente: 24,6 millones. "Primero se dijo 57,1 millones, luego 86,2, 19,3, 22,5. ¿Le parece serio todo eso sobre el precio de Neymar?", le preguntaron. Y respondió: "El coste del fichaje son 17,1 más el coste adicional de la multa de 5,5 millones, más 2 millones de euros por ser finalista del Balón de Oro. O sea que serían 24, 6 millones. El resto —los 40 millones pagados al jugador y a su padre— es salario".