El belga Axel Witsel le dijo no al Real y a la Juve y se fue al fútbol chino

El futbolista Axel Witsel fue contratado por el Tianjin Quanjian, que le pagará 16 millones de euros por temporada. El futbolista tomó rumbo a China pese a recibir una oferta del gigante italiano, Juventus y del Real Madrid, en 2012. Nuevamente dice no a las grandes ligas por el peso del dinero.

Axel Witsel. / AFP

Desde hace algunos años hay un fenómeno que crece de forma acelerada en el futbol mundial, la multimillonaria liga china. Un país sin tradición futbolística que ha logrado atraer a futbolistas de la élite del fútbol mundial con ofertas salariales exorbitantes. A inicios del presente año, el Tianjin Quanjian, fichó al talentoso mediocampista belga Axel Witsel. El futbolista, que militaba en el Zenit ruso, tenía una oferta de la Juventus de Italia, sin embargo el conjunto asiático triplicó la oferta y terminó fichándolo.

La decisión sorprendió al mundo del fútbol, al que le resulta complejo entender cómo un jugador de gran presente y prometedor futuro rechaza a un grande de Europa por dinero. Sin embargo, no es la primera vez que el belga cambia la gloria deportiva por un mejor salario. En 2012, mientras jugaba en Benfica, Witsel fue contactado por el Real Madrid. Según él, la transferencia no se dio por determinadas circunstancias. Días después fue anunciado como nuevo jugador del Zenit de San Petersburgo, equipo que por temporada le pagaba tres millones de euros.

Witsel debutó en 2006 en el Standard Lieja de su país, club donde ganó distinciones como mejor jugador joven del año y mejor jugador de la liga local en un período de cinco años. En 2011 fue contratado por el Benfica de Portugal, que desembolsó nueve millones de euros para hacerse a sus servicios. En su primera y única temporada tuvo destacadas actuaciones que llamaron la atención de grandes como el AC Milan, Real Madrid y Juventus. Finalmente el Zenit, puso 40 millones de euros sobre la mesa y terminó fichándolo. Con el equipo ruso ganó tres torneos locales, la Liga, la Copa y la Supercopa.

Luego de cuatro temporadas en Rusia al belga se le presentó nuevamente la oportunidad de ir al fútbol de la élite mundial. La Juventus contactó al jugador y cuando las negociaciones parecían ir encaminadas, se interpusieron los millones de la Superliga china. El Tianjin que recientemente ofreció 60 millones de euros por Falcao, pagó 20 millones de euros por su fichaje y le ofreció 50 millones de euros por tres temporadas.

Refiriéndose a la decisión de ir al conjunto asiático, declaró al medio italiiano Tuttosport: "Ha sido una decisión muy difícil porque, por un lado, tenía (una oferta) de un gran equipo y un club con el nombre de la Juventus y, por otro lado, tenía una oferta que no podía rechazar por el futuro de mi familia". Parte de las ganancias que ha percibido en su carrera han sido invertidas en LindSky una empresa de aviación que sueña con dirigir. Además manifestó, que cuando finalicé su carrera deportiva empezará la carrera de aviación para cumplir el sueño de su vida.

Temas relacionados