El 'Catargate' se toma la agenda del congreso de la FIFA

Hay serias denuncias de corrupción en la atribución del Mundial para esta nación.

En medio de acusaciones por sobornos millonarios a varios de sus miembros y presiones de los principales patrocinadores, la FIFA celebra el martes y miércoles en Sao Paulo el 64 congreso del organismo, signado por denuncias de corrupción en la atribución del Mundial-2022 a Catar.

Al enrarecido ambiente que se vive en Brasil desde hace un año por las multitudinarias manifestaciones que rechazan el Mundial-2014, que arranca el jueves precisamente en la convulsionada Sao Paulo, se sumó ahora la preocupación de tres socios comerciales de la entidad, Sony, Visa y Adidas, por el efecto dominó que pueda tener el ahora llamado 'Catargate'.

Las empresas enviaron el domingo a la FIFA sus planteamientos respecto al sonado caso y la instaron a poner punto final a tres años y medio de incómodas especulaciones en torno a las elecciones de Rusia-2018 y principalmente Catar-2022.

"Confiamos en que se trate esta investigación de una manera prioritaria", dijo la multinacional alemana de calzado y ropa deportiva, patrocinadora de la FIFA desde 1970, en un correo electrónico.

"No obstante, el tono negativo del debate público no es bueno ni para la imagen de marca del fútbol, ni para la de la institución FIFA, ni para la de sus patrocinadores", afirmó Adidas, que había renovado en noviembre pasado su patrocinio hasta 2030.

"Somos conscientes de que FIFA se toma muy en serio este asunto y seguiremos su investigación interna", anotó por su parte la sociedad estadounidense de pago electrónico Visa, que en enero renovó por ocho años su acuerdo de patrocinio, hasta 2022.

La multinacional japonesa líder mundial en la electrónica de consumo indicó por su parte que espera que la FIFA "cumpla todos sus principios éticos en todas sus operaciones".

El director de marketing de la FIFA, Thierry Weil, salió rápidamente a calmar las aguas y en un intento por poner paños fríos a la situación dijo: "Estamos en contacto constante con nuestros socios comerciales, lo que incluye a Adidas, Sony y Visa, y confían al 100% en la investigación" en curso.

- Blatter en una encrucijada -

Si la agenda del congreso ya tiene un tema candente, no menos espinoso será el de la elección presidencial, prevista el 29 de mayo de 2015, y que se colará en el orden del día.

"Mi mandato se termina, pero mi misión no ha terminado", dijo Joseph Blatter a comienzos de mayo pasado al diario suizo Blick, anunciando su aspiración a un quinto mandato al frente de la máxima silla del fútbol mundial.

"Quiero hacerlo", declaró el suizo, de 78 años, que preside la FIFA desde 1998.

Hasta ahora, sólo el francés Jerome Champagne, exsubsecretario general de la organización, se había declarado candidato con miras a las elecciones, aunque admitió que no "cree poder derrotar" a Blatter, de quien fue asesor.

El presidente de la Unión Europea de Fútbol (UEFA), el exinternacional francés Michel Platini, ha dicho en múltiples ocasiones que anunciará su decisión de presentarse o no a la máxima instancia después del Mundial de Brasil.

Platini, de 58 años, considera que es la "única persona" que puede derrotar a Blatter.

Pero Blatter deberá ganar la pulseada en el congreso para evitar un veto por el límite de edad y mandatos para presidir la FIFA.

Platini es favorable a los límites, mientras que Blatter mostró su oposición durante el último congreso en isla Mauricio, donde estas cuestiones fueron transferidas para la cita de Sao Paulo, lo que irritó a Platini.

- ¿Y el Mundial-2014? -

La pelota rodará el jueves en el Arena Corinthians de Sao Paulo, símbolo de los grandes retrasos en las obras para el Mundial y que no logró ser terminado para el partido inaugural entre Brasil y Croacia.

"Nosotros en la FIFA tenemos confianza, el momento será festejado", aseguró un optimista Blatter a periodistas.

"Después del puntapié inicial (del torneo) habrá una mejor atmósfera", confió.

El secretario general del organismo, Jerome Valcke, se hizo eco de esta afirmación: "Hemos hecho todo lo posible para que el Mundial comience el 12 de junio; para tener los mejores centros de entrenamiento".

"No hay riesgos para las primeras semanas de la competencia, que son las más importantes porque hay más equipos", indicó el segundo abordo en la FIFA. "El sentimiento del presidente Blatter y del comité organizador es: 'Tenemos el control, no tenemos miedo de los próximos días'", añadió.

A pesar de la confianza, la FIFA, sin embargo, no podrá hacer la vista gorda en Sao Paulo, la megalópolis de 20 millones de habitantes y centro actual de una agitación social que pone en peligro el buen desarrollo del torneo, especialmente por una huelga de los trabajadores del metro que completa cinco días, volviendo aún más caótico el infernal tránsito de la ciudad.