El despertar de los elefantes

Después de un comienzo plagado de problemas, Costa de Marfil espera ratificar su mejoría derrotando a Grecia para avanzar así a la siguiente fase del Mundial.

Gervinho es el goleador de Costa de Marfil en Brasil 2014, con dos anotaciones. / AFP

Los jugadores de Costa de Marfil buscarán ante Grecia el pase a los octavos de final del Mundial, un hito histórico que querrán dedicar a todo el país y a Kolo y Yaya Touré, que perdieron a su hermano Ibrahim la pasada semana por un cáncer.

Los elefantes están a un paso de hacer historia para su país y superar por primera vez la fase de grupos, en la tercera participación de Costa de Marfil en un Mundial, tras 2006 y 2010. Los africanos tienen tres puntos, por uno de Japón y Grecia, mientras que Colombia, con seis unidades, ya está clasificada en el grupo C.

A los marfileños les sirve el empate contra Grecia, siempre y cuando Japón no le gane a Colombia. Incluso perdiendo podrían clasificarse, desde que tengan un gol de diferencia y siempre y cuando los nipones no derroten a los dirigidos por José Pékerman.

Sin embargo, ante Grecia, una de las dudas del once africano será la alineación o no del mito del fútbol marfileño, Didier Droga, que salió como suplente en los dos primeros partidos.

Sin goles, los africanos no deberán fiarse de Grecia, un rocoso equipo que ha sido hasta ahora incapaz de marcar un solo gol en el torneo después de dos partidos, honor que comparte con Irán.

Pero a diferencia de este equipo, ya eliminado, el campeón de Europa en 2004 está a una victoria de la clasificación. Efectivamente, el triunfo griego le daría el boleto a octavos, siempre que Japón no le gane a Colombia, en la que sería también la primera clasificación para los cruces de Grecia en la historia de los mundiales.

Oyala Ibrahim Touré, de 28 años y hermano de Kolo y Yaya, falleció en Manchester el 19 de junio como consecuencia de un cáncer. También fue futbolista: jugó de atacante entre 2003 y 2013 en el Metalurg Donetsk ucraniano y en el Niza francés. Sus hermanos conocieron la noticia poco después de la derrota frente a Colombia y se especuló sobre la posibilidad de que abandonaran Brasil para estar con la familia. Sin embargo, ambos se han quedado junto a sus compañeros para dedicarle una victoria a Oyala frente a Grecia.