El estreno de un favorito

La selección alemana, comandada por jugadores de experiencia como el capitán Philipp Lahm, buscará conseguir su séptima victoria en línea en el estreno de un Mundial. Desde Italia 90 no pierden el primer partido.

Llegó la hora cero para el primer examen de la selección alemana, la segunda favorita a obtener el título, detrás del anfitrión Brasil. La mezcla de jugadores veteranos y los nuevos talentos del Bayern Múnich y el Borussia Dortmund se convierte en la principal arma de Joachim Löw, quien desde 2006 empezó a comandar el banquillo teutón tras la salida de Jürgen Klinsmann, de quien fue su asistente.

Aún se desconoce la alineación titular de Alemania, que se ha visto perjudicada por diferentes lesiones, como la del volante Marco Reus. Sin embargo, lo más probable es que en el medio campo estarán los jugadores más experimentados, como Sami Khedira, Bastian Schweinsteiger y Philipp Lahm, quienes intentarán evitar el contundente ataque de Cristiano Ronaldo, Varela y compañía.

Lahm, el capitán teutón y quien disputa su tercer Mundial, jugará en una posición que empezó a ocupar hace poco tiempo. Desde que llegó Pep Guardiola al Bayern Múnich, Lahm dejó de ser el clásico lateral por derecha para convertirse en el comandante del medio campo. Sus buenas actuaciones convencieron a Löw, que desde entonces empezó a utilizarlo en la selección alemana en su nuevo rol. Para el partido frente a Portugal, la misión de Lahm será ayudar a Jerome Boateng en la marca de Cristiano Ronaldo.

Las principales dudas de Löw están en el ataque. Mientras desde la primera línea de volantes cuenta con las constantes salidas al ataque de Schweinsteiger y Lahm, buscará con Mesut Özil, Thomas Müller —goleador en el pasado Mundial de Sudáfrica 2010— y el experimentado Lukas Podolski tener rápidas transiciones de defensa a ataque y, asimismo, mantener la posesión del balón. Otra de las posibilidades es que los teutones utilicen al joven Mario Götze, una de las nuevas figuras del fútbol alemán.

Para nadie es un secreto que el banco de Alemania es de lujo. Mientras en el medio campo tiene a figuras como Toni Kross y al juvenil Julian Draxler, en el ataque puede conseguir variables a través del jugador del Chelsea Andre Schürrle y el mítico Miroslav Klose, quien está a sólo dos goles de quitarle el trono de máximo goleador en la historia de las Copa Mundo al brasileño Ronaldo.