El fútbol alemán se rinde ante el Barcelona

La semifinal de la Champions terminó con un resultado global de 5-3 a favor de los españoles y después de la grandiosa demostración de los catalanes, tanto en el Nou Camp como en el Allianz Arena, el fútbol alemán se rindió a sus pies.

“Fuimos eliminados por el mejor equipo del mundo”, admitió el presidente del Consejo Directivo del Bayern Múnich, el ex futbolista Karlheinz Rummenigge. En declaraciones a la televisión alemana, aseguró que “fuimos derrotados, pero nos vamos con la frente en alto. Dimos lo máximo, pero no alcanzó. Ellos fueron superiores y en el fútbol hay que tener gallardía y saber perder”.

El técnico del Bayern, el español Pep Guardiola, también aceptó la derrota: “No nos hemos asustado ante un equipo de semejante magnitud. Nos resta felicitar al Barça, es el justo vencedor. De corazón, ojalá puedan ganar la Quinta Copa de Europa. La Liga ya la tienen en el bolsillo", señaló el entrenador catalán luego del 3-2 en Munich, que no alzcanzó para remontar el 0-3 de la semana pasada en la Ciudad Condal.

Otros referentes del balompié teutón no fueron tan condescendientes con el Barcelona, pero aceptaron su superioridad. Franz Beckenbauer, el mejor jugador alemán de la historia, campeón mundial como jugador en 1974 y como técnico en 1990, le dijo al periódico francés L’Equipe que “Es un equipo bueno, pero normal, la diferencia es que tiene al mejor jugador del mundo y el mejor de su época. Porque aunque son dos periodos incomparables, el mejor de todos los tiempos es Pelé, justo por delante de Messi".

Pese a la eliminación, Guardiola valoró positivamente la actuación del Bayern. "Le ha dado las gracias al equipo por toda la temporada que ha hecho. El año pasado ganamos cuatro títulos, este año uno (la Bundesliga) que ha sido importante después de todos los problemas que hemos tenido. No hay que olvidar nunca cómo hemos caído, con gallardía y lealtad por el juego. Quiero dar la enhorabuena a mis jugadores por no bajar los brazos nunca".

Sobre el Barca, el técnico le dijo al diario español Marca que “son muy buenos atrás. Piqué y Masche están muy finos, muy rápidos, muy bien y también saben hacer que no juegue el rival. La única manera de parar su torrente ofensivo es hacerles correr atrás y perseguir al enemigo. Estoy muy orgulloso de haberles ganado la posesión (risas) aunque sé que es una chorrada, pero dice mucho de mi equipo".

También le hizo un reconocimiento especial a para Lionel Messi. "Es el mejor jugador de todos los tiempos. Está en un momento de forma inigualable. Está fino, está rápido. Es imparable. Ha vuelto a ser el que yo tuve el privilegio de entrenar. Yo no he visto a Pelé pero creo que él es mejor. Ojalá podamos seguir disfrutando muchos años de él. Ojalá Alemania vuelva a comprar los derechos de transmisión de la Liga española para poder verle cada jornada.