El fútbol, cerca de tomar una decisión histórica

La International Football Association Board decidirá el sábado si se usa video en jugadas polémicas.

AFP

La International Board, el órgano garante de las reglas del juego, autorizará en principio este sábado en Cardiff la extensión del recurso al vídeo con tests importantes, lo que puede abrir la puerta a una revolución en este deporte. Puede que el fútbol esté sentando las bases de un profundo cambio, uno de los mayores desde la creación del Board en 1886 y la instauración de unas reglas casi inamovibles.

Parece que por fin hay consenso sobre esta ayuda al arbitraje, en la línea de la extensión de la llamada "tecnología de la linea de gol" (GLT) a todas las grandes competiciones internacionales. La UEFA decidió el viernes la utilización de la GLT en las finales de la Liga de Campeones y de la Europa League este mes de mayo, justo antes de su uso en la Eurocopa (10 junio-10 julio) y en toda la Champions League del próximo curso. La FIFA ya adoptó esa tecnología en 2012 y la utilizó con éxito en el Mundial-2014, principalmente.

En ese contexto cada vez más favorable a la tecnología se reúne el Board, con el apoyo explícito del nuevo presidente de la FIFA, Gianni Infantino, elegido el pasado 26 de febrero. "Debemos estudiar el caso y hacer pruebas en condiciones reales para ver en qué circunstancias puede utilizarse el vídeo", explicó Infantino a la web de la FIFA. "Es importante, incluso esencial, ver el impacto qué ello tiene en el desarrollo de un partido", añadió.

"Una de las particularidades del fútbol es su fluidez, no se detiene, al contrario que otros muchos deportes, donde hay tiempo para ver los vídeos. Si esa fluidez queda asegurada, entonces tenemos que ver cómo puede ayudar la tecnología", apuntó. El exsecretario general de la UEFA se desmarcó así de su expatrón en la confederación europea, Michel Platini, conocido por ser reacio a modificaciones en este sentido.

La toma de posición de Infantino es importante, ya que la mitad de integrantes del Board son representantes de la FIFA. La otra mitad está compuesta por representantes de las cuatro federaciones del Reino Unido (Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte). Para aprobar cualquier reforma se necesita una mayoría de tres cuartos.

Temas relacionados