"El fútbol es indescifrable, no confío en estadísticas": José Pékerman

El DT de la selección colombiana de fútbol no se confía de la superioridad del equipo tricolor sobre Uruguay en Barranquilla. Habló sobre el tema James, el estado de la cancha y sus cábalas.

José Pékerman, entrenador argentino de la selección Colombia. / EFE

El técnico de la selección colombiana de fútbol, José Néstor Pékerman, habló antes del juego de este martes (3:30 p.m., por Gol Caracol) ante Uruguay, por la décima fecha de la eliminatoria al Mundial de Rusia 2018. Como siempre lo ha hecho, no dio grandes pistas sobre el equipo que va a ser titular, no obstante destacó que se siente muy feliz por el presente de la selección, teniendo en cuenta que últimamente han sido muchos los cambios por lesiones y ausencias, pero se ha mantenido la jerarquía. “Esta es la selección que como proyecto de equipo ha tenido más cambios. Quizás todas han sufrido por eso, pero mucho menos que Colombia. Jugadores base, que eran muy importantes se fueron y el recambio no fue fácil. El equipo en este partido ante Paraguay tenía un desafío muy importante y lo asumió de gran manera. Eso hace que sienta que vamos bien”, dijo un eufórico Pékerman.

Respecto a la situación médica de sus jugadores, afirmó que “en general los muchachos están bien. Se regularon las cargas para ver si podíamos llegar con todos en condiciones y esperamos que así sea”, dijo en referencia a Juan Guillermo Cuadrado, quien no pudo entrenar a la par de sus compañeros en algunas sesiones de la semana por molestias musculares. No obstante confió que “tenemos la expectativa de que vamos a estar con todos a disposición”.

Sobre el tema James, explicó que “Estas son situaciones que se presentan y que van a pasar. Se resolvió correctamente. Después hay tendencias y estamos hablando de un jugador extraordinario, con quien se toma mucha trascendencia por cualquier cosa que suceda. El mecanismo reglamentario de las selecciones, cuando es fecha FIFA, los jugadores se convocan, hay un compromiso que ningún club puede negar que en ese periodo el jugador es de la selección. En este reglamento son los clubes los que aceptan los reglamentos. Tengo muchos años en selección y en Colombia parece que en la selección los futbolistas se han comprometido con el equipo y defienden la selección. El jugador puede ser de un club, pero sienten en la selección un compromiso con el país, con la camiseta y así lo asumen. James hizo lo que hacen todos los futbolistas que están en esta etapa. Él tuvo una molestia, esperó que en el club lo revisaran, el club lo autorizó a viajar y por eso lo hizo. Tenemos que tener la responsabilidad de hacer el seguimiento posterior porque las lesiones de ese tipo pueden ser de una semana, 10 días o como máximo 15 días. La recuperación que hizo acá fue la misma de su club. Cuando van pasando los tiempos, el cuerpo médico ve y considera que los tiempos son muy ajustados, hacemos la evaluación hasta dónde podemos esperar y por eso se tomó la decisión de dejarlo libre para que regresara a su club. Hay algo que quiero repetir. Este cuerpo médico actuó como tocaba”, destacó.

Sobre las variantes que pueda tener la tricolor, Pékerman afirmó que no necesariamente cree en esa frase de que equipo que gana no se toca. “Aspiramos a no tener solo jugadores para ser banca, sino que todos aporten algo. El mensaje que hemos dejado es que la selección no tiene suplentes sino jugadores a disposición, porque pueden ser necesarios de un momento a otro y si no llegan preparados, con la dinámica del equipo, estamos dando ventajas. Eso es lo que marca que los equipos deben tener variantes y adaptarse a las situaciones partido a partido y fecha a fecha, así que puede haber cambios a pesar del triunfo anterior”.

Tampoco quiso darle importancia a la paternidad sobre Uruguay en Barranquilla y dijo que “el fútbol es indescifrable, no confío en estadísticas. En Bolivia Uruguay no ganaba hace muchos años y en esta eliminatoria ganó, así que las estadísticas indican algo pero no son totalmente determinantes. Esa es una evaluación que hacemos, pero tenemos ese recaudo”.

Así mismo, sobre el calor de Barranquilla y la humedad que tanto ha afectado a los charrúas, José Néstor dijo que “ya está asumido que en cada país hay una característica y esa es una regla establecida. Hay equipos que pueden dimensionar más el calor, el frio, la altura. Creo que puede haber equipos que pueden ser más influenciables que otros, porque dependen de sus futbolistas. Venir con esa preocupación influye, pero a la hora de la verdad lo que más cuenta es el momento del equipo, la situación en la que viene y para nosotros la preocupación es el nivel de Uruguay, su coraje para defender y eso lo vamos a tener en cuenta. No podemos confiar en una opinión de que se puede sufrir con la temperatura”.

Dejó claro que está contento por el estado de la cancha, pues en el anterior juego ante Venezuela, se había quejado. “Así como uno da mensajes cuando algo preocupa, en este momento el campo ha trabajado mucho y eso es muy bueno. No hacíamos ese comentario por incomodar, sino porque es una obligación tener el campo en buenas condiciones. Ha mejorado notablemente, esperemos que si el tiempo nos acompaña el campo va a estar muy bien y eso hace que en el futuro se siga intentando mejorar”.

Finalmente, habló de temas diferentes, que no toca muy a menudo, como lo son las cábalas, teniendo en cuenta que en el juego ante Paraguay cambió su acostumbrada corbata amarilla. Y dejó claro que “no soy extremadamente cabalero, nunca lo fui. No estoy en ese grupo de argentinos famosos con las cábalas. Simplemente la corbata amarilla era por el uniforme oficial de la selección. Me la ponía siempre igual para sentirme parte del equipo. Últimamente he sufrido más por el calor y por eso el cambio de la corbata. No por cábala".