El Madrid de Zidane se enfrenta al buen estado de Atlético y Barcelona

Los jugadores del equipo merengue respondieron a la llegada del técnico francés con un contundente 5-0 sobre el Deportivo.

El efecto renovador que pareció traer la presencia de Zinedine Zidane al banquillo del Real Madrid volverá a ser evaluado en el primer partido de la primera vuelta de la Liga BBVA, en la que el conjunto blanco intentará seguir la estela de los otros dos candidatos a ganar el título: Atlético de Madrid y Barcelona.

La llegada del técnico francés no pudo ser más positiva para unos jugadores que pocos días atrás dijeron adiós a Rafael Benítez. Todos respondieron con una victoria contundente, 5-0 ante el Deportivo, ofreciendo una imagen mucho más positiva que en duelos anteriores.

Ese fue el primer "efecto Zidane", que sólo con su presencia consiguió que sus futbolistas mostraran una actitud más combativa y con más solidaridad en el juego que en el pasado. Nombres como los de Gareth Bale, Luka Modric o Dani Carvajal, pero en general, todo el equipo, brillaron para sumar algo más que tres puntos.

Una semana después, y con la frescura de no jugar la Copa del Rey, Real Madrid recibirá al Sporting de Gijón en el estadio Santiago Bernabéu. Su rival llega a la cita en un mal momento, en puestos de descenso tras sumar cuatro derrotas consecutivas y con la moral algo tocada por los malos resultados. Todos esos condicionantes podrían propiciar una nueva victoria para el madridismo, que sueña con ganar algo este curso.

Pero enfrente tendrá a dos equipos que no bajan el pistón. El primero de ellos, el Atlético de Madrid, se proclamó campeón de invierno con un partido más que el Barcelona gracias a un estilo muy sólido y con muchos recursos. El cuadro de Diego Simeone intentará mantener esa condición privilegiada en el estadio de la Unión Deportiva Las Palmas.

Los hombres del técnico argentino se encontrarán a un equipo eufórico tras alcanzar los cuartos de final de la Copa del Rey después de eliminar al Eibar. Y, además, aunque coquetea continuamente con el descenso, hay brotes verdes después de tres partidos seguidos sin conocer la derrota. Será una prueba de fuego para el Atlético.

También para el Barcelona, que recibirá al Athletic en el Camp Nou. A dos puntos de distancia del Atlético, necesita una victoria para no perder la estela colchonera. Una vez dejado atrás todo el lío de la Copa con el Espanyol, los azulgrana, con la única baja por lesión de Rafinha, seguirá eufórico después de celebrar el Balón de Oro de Messi y el regreso consolidado de Arda Turan y Aleix Vidal.

El Athletic, siempre rocoso, podría acusar el cansancio de Copa, y, aunque consiguió premio tras eliminar al Villarreal, apenas reservó jugadores para lograr llegar a cuartos. El Barcelona, sin embargo, sí que pudo dar descanso a alguna pieza clave como Neymar, Busquets o Luis Suárez (cumplió ante el Espanyol partido de sanción). En conclusión, estará más fresco que su rival.

El Villarreal, todavía aspirante al título (es cuarto a cinco puntos del líder), recibirá al Betis en el estadio de El Madrigal. Los castellonenses tendrán que hacer frente a un equipo deprimido que comenzó su andadura sin Pepe Mel con otra derrota ante el Sevilla.

El 4-0 en Copa escoció mucho en el cuadro andaluz y, aunque tienen un colchón de cinco puntos respecto al descenso, suma seis partidos sin ganar y su estado es preocupante. El Villarreal volverá a examinar la primera crisis de la temporada en las filas verdiblancas.

También tendrá que lidiar con uno de los mejores el colista de la clasificación, el Levante, que viajará hasta Vigo para intentar alargar la victoria que logró la pasada jornada frente al Rayo Vallecano. El Celta también jugó la Copa del Rey, pero reservó a muchos jugadores y no estará cansado. Sólo el lío de Nolito y su posible salida podrían afecta a un club que sueña con Europa.

El irregular Sevilla disputará el derbi ante el Málaga con la necesidad de mantener de una vez una racha positiva. El equipo de Unai Emery es capaz de lo mejor y de lo peor, últimamente logra todo tipo de resultados, y su rival, en pleno ascenso después de encadenar siete partidos sin perder, será una dura piedra en el camino hacia la Liga de Campeones.

El resto de encuentros tendrán diferente sabor para otros clubes: el Deportivo, hace no mucho encumbrado y ahora en pleno bajón, intentará volver a la senda de la victoria ante la Real, mientras que el Getafe soñará con ganar al Espanyol su tercer partido seguido después de más de 800 días sin lograr una racha similar.

Y el Valencia-Rayo Vallecano, que será un choque de dos equipos que lucharán por abandonar sus respectivas crisis de resultados mirará de reojo al Granada-Eibar, que representará la lucha por el descenso, como la que tienen los hombres de Paco Jémez, contra la supervivencia entre los grandes que intentan mantener los de Gary Neville.

Temas relacionados