El Mineirão nos espera

El Espectador visitó el estadio en el que Colombia hará su reaparición en un Mundial, tras tres intentos fallidos. Seguridad garantizada.

El imponente estadio Mineirão, de Belo Horizonte. / Gabo Morales/Embratur

Después de 16 largos y agobiantes años, la selección de Colombia regresa a un Mundial. Su tan ansiada reaparición la hará el 14 de junio frente a Grecia, en el estadio Mineirão de Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais, con 2’475.440 habitantes.

Es una imponente estructura que fue inaugurada en 1965, con una capacidad inicial para 130.000 espectadores. Por tratarse de un estadio de casi 50 años de vida y para cumplir con las exigencias de la Fifa, tuvo que ser reformado para 62.170 aficionados, con una inversión de US$303 millones.

Belo Horizonte, ciudad que contará además con los partidos Bélgica-Argelia, Argentina-Irán, Costa Rica-Inglaterra, uno de octavos y otro de la semifinal, tendrá en junio y julio una temperatura máxima de 31 y mínima de 16 grados centígrados. Allí se concentrarán durante todo el Mundial las selecciones de Argentina, Chile y Uruguay.

Diego Laserna, secretario de Deportes y Turismo del estado, le aseguró a El Espectador que Belo Horizonte trabajó en tres puntos específicos para ser una de las sedes de la Copa Mundo: readecuación del estadio, movilidad y seguridad.

“El Mineirão, por ser un estadio tan viejo, tuvo que ser reformado. En total se hizo una inversión de 678 millones de reales en una operación público-privada. En 2012 estuvo listo, incluso allí se jugaron tres partidos de la Copa Confederaciones. Es considerado el mejor de Brasil, junto al Maracaná”, explicó Laserna.

Sobre las obras de movilidad, el secretario aseguró que se invirtieron US$600 millones. Entre los medios para mejorar el desplazamiento en la ciudad se implementó un sistema de buses, similar al de Bogotá.

Sobre el tema de seguridad, Daniel Nunes, coordinador del Centro Integral de Comandos y Control de Belo Horizonte, aseguró que teniendo la experiencia de la Copa Confederaciones, en total serán 37 órganos que trabajarán juntos para garantizar el normal desarrollo del Mundial. “Entre ellos podría decir que están la policía, tránsito, guardia municipal, defensa civil, bomberos, policía civil, fuerza armada y aeronáutica, así como la colocación de 1.300 cámaras. El desafío es blindar a las selecciones desde la llegada al aeropuerto, en su estadía en el hotel y en el estadio. Pero la vigilancia también se extenderá a los turistas”.

Asimismo, Humberto Freire, secretario extraordinario de Seguridad, confirmó que se han invertido US$352 millones para garantizar la seguridad del Mundial. “Tenemos 12 comandos regionales y nacionales, la colaboración de la policía internacional, así como otros 27 comandos móviles, plataforma de observación aérea y más 12 helicópteros con sus respectivas cámaras. El operativo se activará el 23 de mayo y terminará el 18 de julio”. 

@OlguitaBarona

Temas relacionados