Con el poder de Lewandowski

El polaco de 25 años, que anotó los cuatro tantos del Borussia al Real Madrid, nació en una familia de deportistas. Suma siete temporadas en el fútbol profesional.

Lewandowski. /AFP
Lewandowski. /AFP

Robert Lewandowski, el mismo hombre que humilló al Real Madrid al anotar los cuatro goles de la victoria de su equipo, el Borussia Dortmund, en el partido de ida de la semifinal de la Champions League, nació para el mundo del fútbol en 2006, jugando para el Znicz Pruszkow, un equipo de tercera división de Polonia, el país donde nació el 21 de agosto de 1988, en la ciudad de Varsovia.

Su vida, marcada por una tradición familiar deportiva, le guió sin duda su camino. Nació hace 25 años en el hogar católico de Krzysztof Lewandowski, también futbolista profesional en la segunda división polaca (con el Hutnik Warszawa) y fallecido hace 18 años, y de Robert, jugadora de voleibol en el AZS Warszawa. Milena, su hermana menor, también se dedicó al voleibol, y ha integrado la selección Sub 21 de su país. Y para rematar, su novia, Anna Stachurska, es karateca profesional, ganadora de una medalla de bronce en el Mundial de Tokio 2008.

Su carácter, sin duda, se forjó a pulso, justo a los 15 años, cuando falleció su papá y tuvo que ser la figura masculina de su casa. Para leer su personalidad se puede tomar el concepto de sus compañeros en el Dortmund que aseguran que es deportista íntegro, ambicioso, justo y discreto.

A los 18 años comenzó su carrera en el Znicz Pruszków, club con el que alcanzó la cifra de 21 goles en dos temporadas. Su talento saltó a la vista de varios equipos de primera en su país y en 2008 se fue al Lech Poznan, con un contrato firmado por unos 400 mil euros. Allí, Lewandowski se estrenó internacionalmente jugando la Copa de la Uefa. En su primer año en la máxima categoría polaca, marcó 18 goles, convirtiéndose entonces en el jugador revelación de la liga local.

Mientras ello ocurría, Robert Lewandowski debutó con la selección de su país, el 10 de septiembre de 2008, contra San Marino en la fase de clasificación del Mundial de Sudáfrica. Anotó el primer gol de la Eurocopa 2012 celebrada en Polonia, en el partido de inauguración que concluyó 1-1 contra Grecia.

Ya posicionado en el Lech Poznan, en 2010 muchos equipos se interesaron en él: el Blackburn Rovers, el Borussia Dortmund y el Genoa CFC. En junio de ese año, Lewandowski decidió tomar el camino del Dortmund por sugerencia de su mánager Michael Zorc. Las estadísticas señalan que el polaco consiguió su primer gol en septiembre de 2010 en un clásico frente al Schalke 04. Esa temporada marcó ocho más. Y fue precisamente el actual técnico del Borussia, Jürgenn Klopp, quien insistió en fichar a la prometedora figura, por una transacción de 5 millones de euros.

Su mejor temporada fue la 2011-12, en la que el potente delantero, anotó 22 tantos. Además, hizo un 'hat-trick' en la gran final de la Copa de Alemania, justamente frente al Bayern. Terminó como el máximo goleador de su equipo, con 29 anotaciones.

Pero, sin duda, su presentación al mundo, a aquellos que aún no sabían de su existencia, fue este 24 de abril de 2013, al convertirse en el primer jugador que marca cuatro goles en una semifinal de la Champions y nada más ni nada menos que contra el Real Madrid, en el estadio Signal Iduna Park.

Y él, con sobrada modestia, apenas dijo, al final de su histórica actuación, que "estamos satisfechos, pero sólo hemos dado un paso. En Madrid también tenemos que hacer un buen partido".

Aunque el Borussia Dortmund no quiere vender a su artillero y así mismo lo expresó el presidente del club, Hans Joachim Watzke, quien aseguró que hará todo el esfuerzo económico para mantenerlo en su nómina, el agente del jugador Maik Barthel dijo que hay una oferta por 25 millones de euros por parte del Bayern de Múnich, conjunto que dirigirá desde la próxima temporada el español Pep Guardiola. Lewandowski, quien ha anotado 10 tantos en 11 partidos en esta edición de la Champions, tiene contrato con el Borussia hasta 2014, pero ha dicho reiteradamente que no quiere renovar.

Lo cierto es que es que Robert Lewandowski después de anotar este póker es hoy visto con otros ojos y en la memoria de los hinchas del Real Madrid quedará como el hombre que entró a la historia negra del equipo español, a ser el primer jugador que le marca cuatro tantos al conjunto blanco en la Copa de Europa.

Temas relacionados