En el regreso de Ronaldo, Portugal goleó a Irlanda

El delantero portugués mostró que se recuperó de su lesión y le da a los dirigidos por Paulo Bento la confianza que necesitaba para llegar al Mundial.

AFP

Portugal aplastó 5-1 a Irlanda en un partido amistoso de fogueo camino al Mundial de Brasil-2014, con dos goles per capita de de Hugo Almeida, Fabio Coentrao y Vieirinha y la reaparición del estelar Cristiano Ronaldo con la selección lusa.

Los goles portugueses fueron rubricados por Almeida (2 y 37), Fabio Coentrao (20 y 83) y Vierinha (77). Por Irlanda descontó James McClean en el 52.

Aunque Ronaldo tuvo más presencia que verdadera ejecución, el solo hecho de saltar a la cancha le dio al equipo del técnico Paulo Bento la confianza que necesitaba para llegar al Mundial.

El goleador del Real Madrid y Balón de Oro 2014 de la FIFA, se había perdido los dos anteriores amistosos de Portugal debido a un problema muscular en el muslo izquierdo y una tendinitis en la rodilla izquierda.

Pese a la ausencia, Ronaldo jugó a gran nivel los 65 minutos que estuvo en la cancha, hasta que fue sustituido por Nani. El público en el estadio de East Rutherford le premió su trabajo con una gran ovasión.

El central Pepe, otro que no jugaba desde poco antes de la final de la 'Champions', ingresó en la segunda mitad y se vio también rehabilitado de su lesión en la pierna izquierda.

Portugal enseñó armas para preocupar a sus compañeros de travesía en el Grupo G del Mundial -Alemania, Estados Unidos y Ghana-, al cerrar su preparación invicto en siete partidos, con seis victorias en su foja.

Dos de estos triunfos los consiguió sin Ronaldo, lo que demuestra su profundidad.

- Portugal marcha inspirado a Brasil -

Después de este partido, un Portugal lleno de confianza abordará en la mañana del miércoles un vuelo rumbo a Brasil, siendo uno de los últimos equipos participantes en arribar al torneo ecuménico.

El equipo de Bento entró al partido con el pie en el acelerador y al segundo minuto aprovechó una equivocación de Irlanda en la salida para ponerle números al pizarrón del MetLife Stadium.

El lateral Stephen Kelly quiso salir desde el fondo con la pelota, pero se topó con la marca de Rubem Amorim, quien luego de arrebatarle el esférico se lo pasó a Silvestre Varela, para que éste sacara un centro que Alemida cabeceó al fondo de la malla irlandesa.

Los lusos siguieron presionando y en el 20 la combinación del Real Madrid se hizo presente cuando Ronaldo se inflitró en el área para habilitar de taquito a su compañero Coentrao, quien remató de pierna derecha para el 2-0.

Ante una defensa irlandesa porosa como una esponja, era previsible que Portugal volviera a castigar la cabaña de David Forde, y en el 37 Varela dibujó un centro perfecto para que Ronaldo rematara de cabeza a quemarropa desde el lado izquierdo, pero Forde reaccionó como un felino para rechazar el testarazo.

Empero, el balón fue a parar a los botines de Almeida, quien remató con la izquierda su segundo gol del encuentro, para un 3-0 inobjetable en la pizarra del MetLife Stadium.

Ningún equipo realizó cambios para el complementario, lo cual sorprendió en el caso de Portugal, pues se esperaba que Bento tratara de proteger a su estrella Ronaldo para el Mundial.

Portugal siguió con su acoso a la puerta irlandesa, pero en el 52 cayó víctima de un error de cálculo y encajó su único gol del partido, en una jugada a balón parado rematada por McClean.

En el 65, Cristiano Ronaldo se fue a la banca sustituido por Nani, y el estadio le despidió de pie, con una gran ovación.

Algunos cambios de Irlanda en la medianía del complementario desdibujaron al equipo del DT Martin O´Neill, y en rápida sucesión cayeron como fichas de dominó los goles de Vierinha y Coentrao.

Portugal se clasificó al Mundial tras ganar un repechaje ante Suecia, mientras que Irlanda quedó fuera de la cita ecuménica.