"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec

El renacer del “Tigre” Falcao

Tras dos temporadas para el olvido, Radamel Falcao García está en la búsqueda de su mejor nivel en Mónaco. Este miércoles marcó dos goles.

Radamel Falcao García entrena desde hace unas semanas con el Mónaco de Francia. / Mónaco FC
Radamel Falcao García entrena desde hace unas semanas con el Mónaco de Francia. / Mónaco FC

En mayo de 2013, el Mónaco oficializaba la contratación de Radamel Falcao García para los próximos cinco años. El delantero colombiano llegaba a la Liga francesa como uno de los grandes jugadores del momento y era apetecido por los grandes equipos del mundo. Pero todo cambió para el samario el 22 de enero de 2014, cuando sufrió la ruptura de los ligamentos cruzados de su rodilla izquierda. La historia desde ahí se cuenta sola. El Tigre se perdió el Mundial de 2014 y no pudo consolidarse en ninguno de los equipos para los que jugó. En el Manchester United y en el Chelsea de Inglaterra, Radamel no estuvo al cien por ciento físicamente, pues nunca pudo realizar una pretemporada completa y su nivel tanto físico como futbolístico no volvió a aparecer en los terrenos de juego. Pero ahora, tras dos temporadas para el olvido, el delantero samario se está preparando con el Mónaco para volver a nacer futbolísticamente. Jugar es lo que necesita y en el equipo monegasco le darán esa oportunidad.

Con la ilusión de volver a ser el delantero infalible del que hablaban todos los amantes del fútbol, llegó al Manchester para dejar su huella, como lo hizo en River Plate, Porto y Atlético de Madrid. Pero los meses pasaban y Louis Van Gaal no lo ponía en cancha. “Para que pueda jugar, primero ha de estar en forma”, decía el entrenador holandés. Desde Inglaterra llegaba la noticia de que García aún no se había recuperado de su lesión. Las alarmas se prendían entre los aficionados del goleador colombiano.

En marzo de 2015, el panorama se puso oscuro en la vida de Falcao. Ya sin posibilidades de jugar en el primer equipo, el atacante decidió jugar con el equipo sub-20 del conjunto rojo para así retomar el ritmo de competencia. Su primera temporada en la Liga más competitiva del mundo fue para el olvido.

Pero el fútbol le dio revancha. José Mourinho, técnico del Chelsea, pidió la contratación del colombiano, al que había visto jugar de manera muy intensa en un partido entre el Manchester y su equipo. John Terry, capitán del club de Londres, subió el pulgar para realizar la transferencia. Pues “me tocó sufrirlo bastante”, le dijo a Mourinho, que confiaba en recuperar al colombiano.

Pero, otra vez, la mala preparación previa y una serie de lesiones nuevas lo dejaron sin oportunidades de jugar. “Me tomará tiempo adaptarme al Chelsea”, decía recién llegado a Londres, y así fue. Con 282 minutos jugados en ocho partidos entre la Premier League y la Capital One, volvía a ser convocado en octubre para las eliminatorias con la selección. Jugaría apenas 35 minutos, repartidos entre los partidos contra Perú y Uruguay.

Ya con la llegada de Guus Hiddink al banco del Chelsea, por la renuncia de Mourinho, Falcao no volvió a aparecer en la lista de los convocados a los partidos. “De mi rodilla me recuperé, lo que pasa es que desde entonces no he tenido la oportunidad de jugar una temporada entera para recuperar la confianza y volver a ser competitivo”, decía.

Sin la confianza de sus equipos, vivió dos temporadas para el olvido en el fútbol inglés. Tan sólo jugó 41 partidos en total y convirtió cinco goles en su paso por la Premier League. Por eso era hora de que volviera a sentirse importante en una institución. Y volvió al Mónaco, dueño de sus derechos deportivos.

Hoy, el futuro de Radamel parece haber cambiado. Desde hace unas semanas se entrena con normalidad junto a sus compañeros y es el jugador clave para el proyecto deportivo del equipo francés. Era lo que estaba buscando desde hace tiempo.

“Emocionado y comprometido con inicio de la pretemporada con el club”, fueron las palabras que publicó Falcao en sus redes sociales cuando volvió al equipo monegasco.

El samario sabe que está ante una nueva, y quizá la última, oportunidad para volver a destacarse en el fútbol del máximo nivel. Ha convertido dos goles en los tres partidos que van de la pretemporada y lo más importante es que volvió a sentirse crucial dentro de una institución. Algo que para un jugador de su nivel es fundamental.

Qué mejor competencia que la Champions League para volver a codearse con los mejores del mundo. Falcao y el Mónaco disputarán el torneo de clubes más importante del mundo a partir de la tercera ronda de repechaje. Leonardo Jardim, entrenador de Mónaco, sabe que para entrar a la fase de grupos tiene un arma letal en el ataque, y que si su mejor jugador está en un buen nivel, tanto anímica como futbolísticamente, sus posibilidades son altas.