El 'Tino' abre puertas para el fútbol europeo