El trío goleador del Barcelona contra Neuer

Messi, Neymar y Luis Suárez, que contabilizan 108 goles en esta temporada, se miden con el considerado el mejor guardameta del planeta.

Luis Suárez, Neymar y Messi, el tridente más goleador del Barcelona. Foto: AFP

De camino al avión que los llevaba el pasado fin de semana a Sevilla para luego jugar en Córdoba, el desfile de los jugadores azulgrana por el aeropuerto definía sus personalidades. Llegaba Neymar con una gorra calada y los auriculares, firmando a la carrera a algunos agraciados. Le seguía Luis Suárez con el mate en mano, excusa perfecta para no tener que rubricar su firma. Y continuaba Messi, envuelto de flashes, brazos y seguidores con cara de agobio.

Tres jugadores capitales para el Barcelona que en el campo se buscan y encuentran de maravilla porque ya suman 108 goles, más que ningún otro tridente azulgrana en su historia, ya por delante de los 101 tantos que consiguieron el propio Messi (73), Cesc (15) y Alexis (13) en la temporada 2011-12. “No sé si es la mejor delantera con la que jugué”, resolvió el 10; “tuve la suerte de jugar con futbolistas espectaculares. Disfruté mucho de ellos y de los que tengo hoy. No podría elegir”. Son, en cualquier caso, la amenaza del Bayern y de Neuer, el denominado mejor portero del mundo.

Cuando Luis Enrique llegó al Barça, no titubeó tras sugerirle el área deportiva la posibilidad de fichar a Luis Suárez, confiado en que los buenos futbolistas tienen sitio en cualquier parte del campo menos en el banquillo. Así, llegó el delantero uruguayo y completó una delantera que lo juega casi todo desde que el equipo cayera en enero en Anoeta —un 91% de los minutos totales— y que no hay partido que se le resista en marcar un gol. “Luis y Ney son de los mejores del mundo y eso facilita mucho las cosas”, convino Messi; “y el mister nos dio la libertad de movernos por donde queramos siempre que ocupemos la posición. Yo tengo la libertad de jugar abierto o de meterme al medio para ser uno más en la posesión de la pelota. Depende de cómo va el partido y lo que ocurra en esos momentos”.

Lo resume Luis Enrique: “Tenemos mucha calidad individual con capacidad para definir los partidos”. Lo mismo entiende Xabi Alonso: “Son tres grandes jugadores en ataque, pero por detrás hay estabilidad y control. Así que no es sólo ataque”. Recoge el testigo Reina: “Los tres de arriba tienen calidad enorme. Y encima detrás está Xavi, Iniesta, Busi…”. Pero Leo sólo hay uno.

“A Messi es muy difícil detenerle, prácticamente imposible porque se mete por fuera y por dentro”, explica Bernat. “No es malo, no”, bromea Reina. “A Messi puedes imaginarte cómo pararlo, lo difícil es hacerlo”, abunda Xabi Alonso. “Estando como intuyo que está Leo, no hay defensa que lo pueda parar. Es imposible, no hay sistema defensivo; es demasiado bueno”, resuelve Guardiola. Interviene Reina: “Pero también están Neymar y Suárez —con quien compartió vestuario en el Liverpool—, un ganador nato en todo lo que hace. Define muy bien y en muy poco espacio”. Y completa Neuer: “Hablé con Messi unos minutos en la ceremonia pasada del Balón de Oro [se quedó tercero tras Ronaldo y Leo] y es uno de los jugadores más discretos y humildes. Le respeto mucho por lo que ha conseguido, pero en el terreno de juego lo importante es demostrarle quién manda”.

Algo que siempre ha conseguido el alemán, que se ha medido en tres ocasiones con La Pulga —en los cuartos del Mundial de 2010 y en la final del 2014, además de en la ida de la semifinal europea de 2013— y siempre ha salido airoso, imbatido por el 10. “Es el mejor portero del mundo”, le define Guardiola. “Creo que Ter Stegen, como De Gea y Courtois, son jovenes con una experiencia impropia para su edad, que los tienen bien puestos. Pero el número uno es Manu”, apunta Reina. “No hay nadie mejor que Neuer”, intercede Javi Martínez, consciente de que su portero sólo ha recibido 28 goles en los 45 duelos de esta temporada.

Pero queda ver cómo se define la eliminatoria. “No nos defenderemos, sino que queremos atacar, es importante que marquemos algún gol. Soy optimista en llegar a la final”, asume Neuer. Enfrente tendrá a un tridente de muchos quilates que ayer salió al campo de entrenamiento como suelen: Messi lo hizo junto a su amigo Piqué para después hablar de fútbol con Unzue; Luis Suárez lo hizo solo y en seguida buscó el balón; y Neymar apareció entre el estruendo y las bromas de los brasileños del equipo. Tres delanteros diferentes que se buscan y encuentran en el césped; seis botas contra dos guantes.