Escándalo en El Salvador: jugadores de la selección denunciaron intento de soborno

Un empresario de ese país les ofrecía a los jugadores una suma de $2.700 dólares por ganar el partido ante Canadá y $1.800 dólares por empatar y así favorecer la clasificación de Honduras al hexagonal final.

Jugadores de la Selección de El Salvador. Foto: AFP

La selección de El Salvador perdió 3-1 ante Canadá por las eliminatorias a Rusia 2018. Al cuadro salvadoreño no le alcanzó para avanzar al hexagonal final de las clasificatorias de la Concacaf. Desde ya tendrá que pensar en lo que será el proceso para Qatar 2022. No obstante, previo al encuentro con el combinado norteamericano, integrantes del equipo centroamericano denunciaron a un empresario por ofrecerles dinero por ganar o perder (solo por un gol) ante Canadá y así favorecer el pase de Honduras a la siguiente fase.

Según dieron a conocer los jugadores de la selección en la noche del lunes en una rueda de prensa en Vancouver. El empresario Ricardo Padilla, expresidente del club local Alianza, les ofreció dinero por sacar una victoria y cuando menos recibir una derrota de no más allá de un gol. Los futbolistas se presentaron un audio grabado en una reunión de Padilla con varios jugadores, a quienes les propuso: “30 dólares por minuto jugado y juego ganado. Eso suma $2.700 dólares, si ustedes juegan los 90 minutos. Pero si juegan 50 minutos son $1.500 dólares, si juegan 60 minutos son $1.800 dólares. ¿Lo comprenden? así pagaba yo en el Alianza y esto es igual. ¿Lo entienden?”.

Pero no fue la única opción sobre la mesa de este empresario salvadoreño. Hubo una segunda opción. “$20 dólares por minuto jugado y juego empatado. Si alguien juega los noventa minutos y empatan el juego son $1.800 dólares”, y también una tercera. “Si pierden 1-0 son $15 dólares por minuto jugado. ¿Está claro? Si ya pierden 2-0 no hay nada, ¿me explico? O sea, está diseñado (el pago) en esa forma para que aunque vayan perdiendo 1-0, ustedes procuren que no suba el marcador, ¿me explico?, lo que no queremos es que vayan a ser goleados”.

Ricardo Padilla rápidamente reconoció en el diario El Gráfico la reunión y las cifras del amaño. “Es cierto, me reuní con ellos. Invitamos a Rajo (presidente de la Federación Salvadoreña de Fútbol) y no quiso ir, pero estaba en el hotel. Invitamos a Ramón Maradiaga (seleccionador de El Salvador), pero no estuvo presente. Ofrecí un dinero por ganar a Canadá. La oferta fue 30 dólares por minuto jugado y partido ganado y 20 por minuto jugado y partido empatado. Y como ellos iban a hacer un gran esfuerzo les ofrecí 15 dólares por minuto jugado y partido perdido por la mínima”, contó Padilla después de la confesión de los futbolistas salvadoreños.

El empresario admitió que lo hizo para que el país no se pusiera de los nervios como ocurre habitualmente con el equipo 137 del ránking FIFA. “Da sentimiento que la afición de nuestro país sufra tanto con la selección. No sé si me explico”. Padilla recibió un ‘no’ por respuesta por parte de los futbolistas de El Salvador porque se veía claramente que era un amaño para beneficiar a Honduras. “Un jugador me preguntó eso y le dije que sí, que podía tener razón, pero no me iba a poner a discutir con ellos. ¿Y si ganan, empatan o pierden por un gol? ¿Cree que no lo iban a sentir? Eran 40.000 dólares porque además de lo ofrecido iba a dar otros 10.000 para que se lo repartiesen los que no jugaban”.

En 2013, poco más de una decena de jugadores de la selección salvadoreña fueron suspendidos de por vida de la práctica del fútbol profesional por haber amañado partidos entre 2009 y 2013.