Atlético Nacional, bicampeón de la Copa Libertadores

El equipo antioqueño venció 1-0 a Independiente del Valle, de Ecuador, en un partido que dominó de principio a fin. Ya la había ganado en 1989 en El Campín, de Bogotá. Ahora la dicha fue completa porque festejó en su emblemático Atanasio Girardot.

Atlético Nacional le entregó por tercera vez al país la Copa Libertadores. / AFP

El Atanasio Girardot se vistió de verde. Y la fiesta fue para Atlético Nacional. El máximo escenario deportivo de los antioqueños, que vive su segunda final de Copa Libertadores después de la disputada en 1995 ante Gremio de Brasil – El Campín fue el escenario en 1989 –, vio a un Atlético Nacional agresivo. Salió decidido a atacar desde el primer minuto a Independiente del Valle. En la primera jugada del partido Miguel Ángel Borja tuvo la posibilidad de abrir el marcador pero su balón se fue arriba del arco defendido por Azcona.

Los dueños de casa, empujados por su fanaticada que colmó las graderías del Atanasio, se mantuvieron con la iniciativa y generando ocasiones de gol. El premio llegó al minuto 9. Tras un cobro de tiro libre, que pegó en el palo, Miguel Ángel Borja aprovechó el rebote y empujó el balón al fondo de la red. Locura verde. Los seguidores del cuadro dirigido por Reinaldo Rueda celebraban el quinto gol en cuatro partidos del nacido en Tierralta, Córdoba.

La primera parte continuó con Nacional atacando e Independiente del Valle esperando. Con el paso del tiempo, los ecuatorianos intentaron adelantar sus líneas pero no ocasionaron mayor peligro sobre la portería defendida por Franco Armani. Los locales aprovecharon los espacios en zona defensiva y por intermedio de Macnelly Torres y Marlos Moreno tuvieron la posibilidad de aumentar el marcador, pero Azcona, figura del ecuentro por parte del cuadro ecuatoriano, y la mala definición lo evitaron. Los primeros 45 minutos concluyeron 1-0.

En la parte complementaria los de Repetto salieron decididos en busca del empate, pero -como toda la Copa- Franco Armani le puso cerrojo a su portería y evitó la anotación ecuatoriana. Nacional manejó bien el resultado, tuvo opciones de ampliarlo y controló las acciones en la mitad de la cancha. Los minutos pasaban y Nacional acariciaba la gloria.

Tras cinco minutos de adición, el árbitro argentino Néstor Pitana alzó sus brazos, se llevó el silbato a su boca y decretó el final del juego. Atlético Nacional conseguió su segunda Copa Libertadores, el torneo de clubes más importante del continente. El tercero para nuestro país (Nacional lo obtuvo en 1989 y Once Caldas en 2004). El conjunto verdolaga fue el mejor equipo del torneo y lo demostró con creces.

Alineaciones:

Atlético Nacional: Franco Armani; Daniel Bocanegra, Dávinson Sánchez, Alexis Henríquez, Farid Díaz; Alexader Mejía, Alejadro Guerra, Orlando Berrío, Macnelly Torres, Marlos Moreno y Miguel Borja.

Director técnico: Reinaldo Rueda.

Independiente del Valle: Librado Azcona; Cristian Núñez, Arturo Mina, Luis Caicedo, Emiliano Tellechea; Jéfferson Orejuela, Mario Rizotto, Julio Angulo, Junior Sornoza, Bryan Cabezas; José Angulo.

Director técnico: Pablo Repetto.

Árbitro: Néstor Pitana

Estadio: Atanasio Girardot, de Medellín.