Falcao García empieza a cumplirle al Atlético de Madrid

'El Tigre' ya habla con goles en el Vicente Calderón, este domingo convirtió su primera tripleta con el equipo 'Colchonero'.

En el Porto logró 73 goles en 88 encuentros. En el Atlético lleva cuatro en tres. Falcao García, que llegó al conjunto rojiblanco con la misión de perforar la meta contraria, de momento, cumple.

Por eso, en los marcadores del Vicente Calderón se presumió de depredador. Se exhibió la imagen del colombiano con el lema, "un tigre anda suelto en el Calderón".

El nombre de Falcao ya se corea desde la grada del Vicente Calderón. Si el pasado jueves, en partido de la Liga Europa ante el Celtic de Glasgow, fue el brasileño Diego Ribas el que se ganó los honores de la afición, ante el Racing, Falcao acaparó el protagonismo.

El colombiano, que también anotó frente a los escoceses, asumió una gran responsabilidad cuando el pasado mes de agosto fichó por el Atlético. Es, con 40 millones de euros, la incorporación más cara del club madrileño, adonde llega con la difícil misión de hacer olvidar al "Kun" Agüero, ahora en el Manchester City.

Pero el "tigre" ya sabe lo que es eso. En el verano del 2009 el Porto se lo arrebató al River Plate por 4 millones de euros para rellenar el hueco dejado por el argentino Lisandro Lopez, que se había marchado al Olympique de Lyon.

No tardó Falcao entonces en hacerse con el favor de sus aficionados. Lo hizo a base de goles hasta sumar 73. Una cifra que retumbó en Europa y que lo sacó del escaparate portugués.

Y en el Atlético parece enfilar el mismo camino. En tres partidos (Valencia y Racing de Santander en liga y Celtic de Glasgow en Liga Europa) ha comenzado a demostrar de lo que es capaz. Ya ha enseñado su estilo. No para de moverse, de buscar el desmarque, la mejor posición para que le llegue un buen pase. No toca mucho el balón, pero cuando lo hace es para alojarlo en las mallas del cancerbero rival.

Falcao no perdona. Ha roto de un plumazo la sequía goleadora del Atlético, que se presentó ante el Racing con un cero en el casillero de goles a favor, y ha llenado de ilusión los corazones rojiblancos.

La afición ya no se acuerda del Kun. "Radamel, Radamel, Radamel Falcao se escuchó en el Calderón. El colombiano es nuevo ídolo. Por eso se le despidió cuando fue sustituido por el portugués Pizzi en el minuto 68 con una estruendosa ovación. Dos partidos con el Atlético, cuatro goles y su primer triplete goleador en España parecen justificar tal celebración.