La fiesta fue naranja en el grupo B

El seleccionado de Holanda ganó todos los partidos y se clasificó como primera en el denominado grupo de la muerte.

AFP

Una mancha naranja siempre se verá en cualquier lugar del mundo donde juegue el seleccionado holandés. Con la bandera en hombros y los despampanantes atuendos, los fanáticos de este seleccionado celebraron la clasificación de su equipo a octavos de final como primera del grupo B de la Copa del Mundo.

De la mano de Lous Van Gaal, que está dirigiendo los últimos encuentros con el equipo europeo, la naranja pudo dominar de principio a fin el denominado grupo de la muerte, donde superó a España, Chile y a Australia, equipo que desnudó sus debilidades defensivas en los primeros tres juegos del campeonato del mundo.

Liderados por Robin van Persie y Arjen Robben el seleccionado debutó con una goleada 5-1 sobre el último campeón del mundo, el seleccionado español. Doblete de los delanteros le dio vuelta a un difícil inicio de partido y comenzó a escribir el promisorio arranque del equipo holandés en Brasil.

Después llegó uno de los mejores partidos del campeonato mundial: Holanda enfrentó a Australia, en un encuentro donde ambos equipos dejaron todo en el terreno de juego y donde también la naranja que venir de atrás para llevarse los tres puntos. Nuevamente Arjen Robben y Robin van Persie lideraron a los dirigidos por Louis Van Gaal. Ambos delanteros anotaron los dos primeros tantos del conjunto naranja y Memphis Depay aseguró los tres puntos frente a un difícil rival.

Mientras que en el último encuentro, donde llegó clasificado junto con Chile, debía definir el primer lugar del grupo con la selección suramericana. Sin una de sus fichas claves, Robin van Persie, Holanda enfrentó a los dirigidos por Jorge Sampaoli, que como lo han demostrado a lo largo de campeonato mundial, se paró bien, fue un equipo difícil y logró complicar los intereses europeos. Sin embargo el juego aéreo bastó para darle tranquilidad a los naranjas que por intermedio de Fer abrieron el marcador y después un contragolpe letal liderado por Robben, dejó solo a Memphis Depay para que sentenciara el 2-0 que aseguraba el primer lugar.

Louis Van Gaal se ha visto complacido por la presentación de los suyos, tanto así que en rueda de prensa destacó su presentación hasta el momento como algo “increíble, son un equipo espectacular”.

La marea roja no se queda atrás

Por otra parte, la Selección de Chile no se queda atrás, aunque perdió el último partido de la fase de grupos, los dirigidos por Sampaoli han demostrado un gran juego: primero contra Australia, equipo que lo supo complicar después que los suramericanos abrieran el marcador, más sin embargo lograron sortear las dificultades para terminar con una victoria 3-1 sobre el equipo oceánico.

Su mejor partido se dio en Rio de Janeiro contra España. En un Maracaná pintado de rojo, se pararon bien contra el último campeón del mundo y de la mano de la mano de Eduardo Vargas y de Charles Aranguiz solo necesitaron de 45 minutos para definir el marcador y eliminar al seleccionado europeo de la competición.

Tan bueno fue el partido del seleccionado suramericano, que en rueda de prensa Jorge Sampaoli precisó que si afrontaban los partidos con la “misma intensidad, Chile podría ser competitivo contra cualquier equipo”. Y así se demostró contra Holanda, a pesar del resultado final.

Ambos seleccionados, que fueron los dos primeros en plantarse en octavos de final, esperan rivales: Holanda viaja directo a Fortaleza donde enfrentará al segundo del grupo A, el próximo domingo 29 de junio, mientras que Chile en Belo Horizonte aguardará por el primero del grupo de Brasil, que se definirá a partir de las 3:00 p.m.