FIFA confirmará en noviembre sedes de la Copa Confederaciones 2013

El retraso en la confirmación obedece a la demora en la entrega de las obras en uno de los escenarios deportivos donde se realizará el torneo.

Así luce el estadio  Beira Rio de Porto Alegre.
Así luce el estadio Beira Rio de Porto Alegre.AFP

La FIFA anunciará las sedes definitivas de la Copa Confederaciones-2013, una especie de ensayo general antes del Mundial-2014, en noviembre, reiteró el miércoles el secretario general del organismo, Jerome Valcke, tras alertar de atrasos en uno de los estadios.

"Dimos un plazo para mejorar la situación y siempre dijimos que la decisión final será tomada en la primera semana de noviembre", dijo Valcke en Porto Alegre, durante la visita a las obras del estadio Beira Rio, con capacidad para 52.000 espectadores y que recibirá cinco partidos de la Copa del Mundo.

Valcke viene alertado sobre los importantes atrasos para la Confederaciones, especialmente en el estadio Arena Pernambucana, de Recife, que a ocho meses de la competencia está concluido apenas en 64%.

"El plazo (hasta noviembre) no es porque la FIFA no quiere que Recife no sea una de las ciudades sedes, tenemos un problema con los boletos y tenemos que comenzar a venderlos a tiempo y tenemos que tener seguridad de las ciudades que recibirán la Copa de las Confederaciones", añadió.

La Confederaciones se celebrará del 15 al 30 de junio de 2013 en cuatro ciudades confirmadas: Rio de Janeiro y Brasilia, donde se disputarán la final y la apertura respectivamente, y Belo Horizonte y Fortaleza.

Recife y Salvador dependen del estado de las obras, basado en un informe técnico de la FIFA. El anuncio se hará la primera semana de noviembre.

"No soy técnico, confío en los técnicos. Si ellos están diciendo que tenemos problemas en algunos lugares, tenemos que confiar en ellos", zanjó Valcke.

El 1º de diciembre se celebrará sorteo de series en Sao Paulo.

Sobre el Beira Rio, una de las más atrasadas y cuya reforma estaba 38,6% concluida a inicios de octubre, después de más de ocho meses parada, Valcke dijo que confía en que será entregado a tiempo.

"Tenemos seguridad que el cronograma será cumplido", aseguró.

La entrega estaba prevista para diciembre de este año y terminó atrasada un año.

La visita de Valcke a Brasil cierra el jueves en Rio de Janeiro, donde sostendrá una reunión con el Comité Organizador Local (COL).