Foxborough, sede del Mundial del 94, se vuelve a sumar a la fiesta del fútbol

La localidad de Foxborough, en el estado de Massachusetts, vuelve a ser parte desde este viernes de la fiesta del fútbol como una de las diez sedes que reciben partidos de la Copa América Centenario.

Conmebol

Hace veinticuatro años era conocido como El estadio Foxboro, hoy en día ha pasado a llamarse Gillette Stadium y en él se podrán ver los partidos de la fase de grupos Chile vs. Bolivia y Brasil vs. Perú.

Además, en el recinto donde juegan habitualmente los New England Patriots de la NFL, que es descubierto, cuenta con césped natural y tiene una capacidad de 66.829 espectadores, se han programado un partido de cuartos de final entre el primer clasificado del Grupo D y el segundo del Grupo C.

El Gillette Stadium se ubica en Foxborough, una pequeña ciudad del condado de Norfolk de poco más de 15.000 habitantes situada a unos cuarenta kilómetros del lugar más conocido y turístico del estado de Massachusetts, Boston.

Boston presume de ser una de las ciudades más antiguas de Estados Unidos, además de ser la capital del estado de Massachusetts y poseer una elevada reputación en cuanto al aspecto cultural y artístico.

Los lugares turísticos de Boston reflejan el nivel de desarrollo cultural y académico que posee la ciudad, que cuenta con destacados lugares de importancia histórica y artística como la Biblioteca y Museo Presidencial de John F. Kennedy.

De esta forma, el fútbol internacional de selecciones vuelve a este estado de Nueva Inglaterra veintidós años después del Mundial estadounidense.

Entonces, además de ser este estadio sede de encuentros de la fase de grupos de aquel torneo, en sus inmediaciones se concentraron dos de las selecciones sudamericanas que tomaron parte en el torneo.

Argentina, con Diego Maradona en sus filas, trabajó a no demasiados kilómetros en las instalaciones del Babson College, lugar en el que ahora también hay entrenamientos de los equipos que aquí juegan.

Además, más al sur en Fall River, casi en el límite con el estado de Rhode Island, estuvo concentrada la selección de Bolivia, que en su única participación mundialista, fijó allí su lugar de preparación en un torneo en el que disputó el partido inaugural en el Soldier Field de Chicago ante la selección de Alemania.