Franco Arizala anotó pero su equipo quedó eliminado de la Libertadores

El Bolivar se convirtió en el primer clasificado a los cuartos de final del torneo continental.

AFP

El Bolívar de Bolivia se clasificó a cuartos de final de Copa Libertadores de América-2014 tras empatar como local 1-1 con León de México en partido de vuelta de octavos jugado la noche del martes en el estadio Hernando Siles en La Paz.

Bolívar y León habían empatado 2-2 la semana pasada en México, por lo que el conjunto boliviano avanzó gracias a la mayor cantidad de goles marcados como visitante.

El primer gol del partido fue anotado por el colombiano Franco Arizala de León a los 5 minutos, mediante golpe de cabeza. Empató Ronald Eguino para Bolívar a los 36 minutos al cachetear un rebote en el área mexicana.

El de este martes fue un partido jugado con intensidad. León comenzó muy decidido a buscar el triunfo y marcó su tanto cuando apenas se iniciaba el partido.

Por su parte, Bolívar empezó con muchos nervios, cediendo peligrosamente espacios, pero retomó la tranquilidad después de conseguir la igualdad.

Bolívar enfrentará en cuartos de final al vencedor de la llave entre el mexicano Santos Laguna y el argentino Lanús, que se definirá el miércoles en el estadio Corona de Torreón.

León comenzó muy decidido a buscar el partido y para ello alineó a tres delanteros: el uruguayo Matías Britos, el colombiano Arizala y el argentino Mauro Boselli. Los mexicanos avisaron sobre su peligrosidad con un remate de tiro libre que Luis Montes estrelló a los dos minutos en el travesaño del arco cuidado por Rómel Quiñónez.

Apenas tres minutos después, León pegó el primer zarpazo mediante Arizala, que abrió el marcador con un certero golpe de cabeza.

Bolívar había salido poco ordenado, cediendo muy generosamente espacios a los albiverdes de México. Presionado por el gol en contra, los locales aumentaron sus revoluciones llegando con mayor frecuencia hacia el arco de William Yarbrough, decididos a buscar el empate, aunque la ansiedad les jugaba una mala pasada.

Los mexicanos esperaban a los celestes muy bien agrupados en la zaga cerrándole todos los caminos a su portería.

En León funcionó muy bien la sociedad creada entre Arizala y Boselli a quienes Luis Montes alimentaba frecuentemente con largos y precisos pases, desnudando las falencias de la defensa local.

Sin embargo, tal fue la insistencia de Bolívar ante el arco mexicano que, al minuto 36, Ronald Eguino logró el empate tras un rebote en el uruguayo William Ferrerira que había recibido un centro de Juan Carlos Arce desde la derecha.

El tanto tranquilizó al Bolívar que desde ese momento comenzó a manejar mejor los hilos del trámite.

Los locales comenzaron cautelosos el segundo tiempo, cediendo nuevamente el mediocampo a los visitantes y apostando al contragolpe. Bolívar agrupó mucha gente en defensa para impedir la llegada de los mexicanos que empezaban a resentir el despliegue físico de la primera parte del encuentro.

En la parte final del partido, el mundialista Rafael Márquez perdió los estribos y fue expulsado tras una violenta falta contra Edwin Saavedra, dejando en inferioridad numérica a su equipo que ya sin fuerzas no pudo cambiar su suerte en la Libertadores.