Freddy Montero: he soñado con estar en la Selección

El jugador costeño llegó esta temporada al Sporting de Lisboa de Portugal. Este domingo su equipo visitará al Porto (2:45 p.m., Directv).

Freddy Montero, celebrando uno de sus goles con la camiseta del Sporting de Lisboa. / AFP

Luego de ser descubierto por Agustín Garizábalo en un torneo que se disputó en Barranquilla cuando tenía 12 años, Freddy Montero  se apareció un día en un entrenamiento de un equipo juvenil del Deportivo Cali que era dirigido por Julián Burbano. “Yo soy el recomendado del profesor Garizábalo. Vine a ver dónde es que voy a entrenar”, le dijo al técnico. Burbano, sorprendido por la astucia del niño, le pidió que esperara y siguió con la rutina. Unos minutos después le gritó: “¿Quieres jugar un rato?”. “Claro”, respondió Freddy. Unos niños le prestaron la implementación necesaria: uno los guayos, otro la camiseta, otro la pantaloneta y uno más las medias. Se cambió y jugó un partido en el que metió dos goles y se entendió con sus compañeros como si hubiese compartido con ellos desde hacía años. Con eso le bastó para quedarse en el Cali, en donde se formó y salió a brillar al Huila y luego al Seattle Sounders de la MLS, para pasar a Millonarios y de ahí pegar el salto al Sporting de Lisboa, de Portugal.

Hoy, con 26 años, ha podido cumplir su sueño de jugar en el fútbol de Viejo Continente y de qué manera lo está haciendo. Con nueve goles, es el máximo goleador de la Liga Zon Sagres del país luso, todos los medios hablan de él y se lo ha llegado a relacionar en sólo tres meses con los clubes más grandes de Europa. Antes del juego de esta tarde (2:45, Directv) frente al líder, el Porto de los colombianos Jackson Martínez, Juan Fernando Quintero y Héctor Quiñones, Montero habló con El Espectador sobre su gran arranque, Millonarios y su sueño de jugar el Mundial del 2014.

¿Cuál fue la primera impresión que tuvo al llegar al Sporting de Lisboa?

La de un fútbol rápido y táctico. Tuve la fortuna de llegar a un equipo donde casi el 80% de la plantilla es nueva. El club estaba en un recambio y apostó por jóvenes y talentos   que hemos dejado una buena imagen. Nuestra idea es jugar cada partido como si fuera el último, y gracias a Dios nuestros esfuerzos no han sido en vano.

¿Se habla de Cristiano por la huella que dejó en ese club?

Se habla de él muchísimo, es una insignia. Hizo todas sus divisiones menores. Tanto él como Figo fueron balones de oro y salieron de esta cantera. La otra insignia es Nani, el del Manchester United. Son una motivación para todos nosotros.

¿Cuál fue el objetivo que se impuso el Sporting al comienzo de temporada?

Crear un equipo con identidad, que jugara igual de bien que los primeros de la tabla. Sabemos que todo es cuestión de tiempo y con la mentalidad que tenemos ahora seguramente podremos conseguir objetivos a largo plazo, y por eso espero seguir bien.

¿La adaptación fue más fácil de lo que pensaba?

Creo que Portugal como país es parecido a Colombia. El deporte número uno es el fútbol y, obviamente, porque sus equipos siempre están peleando por los primeros puestos a nivel de clubes y selecciones, el ambiente para uno es muy bueno.

¿Le ha costado el idioma?

El portugués es parecido al español; sin embargo, para mí es complicado muchas veces entender cuando un portugués habla rápido. Se me ha hecho fácil comunicarme en inglés con la mayoría de mis compañeros y también me ayuda que hay varios latinos.

¿Se habla mucho con los otros colombianos que están en la Liga?

Lo normal. Por ejemplo, cuando juegue contra el Porto voy a poder charlar con algunos de ellos antes y después del partido. Soy hincha de todos los jugadores que son embajadores de Colombia, como yo.

¿Cómo ve ese duelo con Jackson por ser el goleador del campeonato?

Siempre es algo difícil. Él lleva un año consolidado; además, para nadie es un secreto que el Porto es un equipo que siempre pelea arriba. Nosotros estamos construyendo para llegar a eso. Para mí es un logro que con un club así pueda estar como máximo goleador en este momento. Jackson es un gran jugador y le deseo que siga muy bien.

A su familia le costó adaptarse a Bogotá. ¿Cómo ha sido en Lisboa?

Así como nos fue difícil en Bogotá, y luego terminamos siendo felices, con amigos y llevando una vida agradable, acá ha ocurrido lo mismo. Tratamos de no vivir sólo del fútbol sino relajarnos como personas normales en la ciudad. Salir, tener compañeros  y despejarnos un poco. Estamos felices acá.

¿Esperaba una evolución tan rápida de su fútbol luego del paso por Millonarios?

En Millonarios me entregué al máximo, pero sé que los momentos del futbolista y del delantero se miden con goles. Allá hice amigos, con ellos hablo semanalmente. Es un equipo al que le estoy agradecido y en el que dejé las puertas abiertas. Hoy por hoy me debo al Sporting y espero seguir haciéndolo de la mejor manera.

¿Sigue al fútbol colombiano? ¿Al Huila, el Cali y Millonarios, en donde jugó?

Sí, claro, esos son los equipos que siempre van a tener algo especial para mí. Les hago fuerza y quiero que lleguen lejos. Al igual que al Júnior, porque es el de la tierra donde nací. Es inevitable no estar pendiente del fútbol colombiano.

¿Cómo vivió la clasificación de Colombia a Brasil 2014?

Casi 50 millones de personas anhelando el mismo sueño, los muchachos estuvieron a la altura. Viví los últimos partidos con mucha pasión y gracias a Dios consiguieron esa clasificación. La esperanza estuvo alta y Colombia demostró que con la calidad de futbolistas que tiene puede estar peleando arriba con los mejores equipos de Suramérica. Ojalá ahora ratifiquemos eso en Brasil.

¿Todavía sueña con jugar el Mundial con Colombia?

Siempre he soñado con estar en la selección. Si se da el llamado, bienvenido sea. Por ahora mi mente está en el Sporting; voy a seguir disfrutando de esto porque era algo que anhelaba desde hace mucho tiempo. Así que me concentro en mi trabajo, tratando cada día de encontrar nuevos rumbos para seguir mejorando mi nivel.

¿Ha hablado con  José Pékerman?

Aún no he tenido contactos con Pékerman, ni con ningún miembro de la Federación Colombiana de Fútbol.

¿Cómo sería esa competencia con Falcao, Jackson, Muriel y Bacca?

Todos son muy buenos jugadores que están pasando por lindos momentos en cada uno de sus clubes, representando al país, al igual que yo. Si lo que hago me alcanza para ser convocado, bienvenido sea, sería una alegría para mí.

¿Qué objetivos tiene usted para el resto de su carrera?

Por ahora sueño con hacer las cosas bien hoy frente al Porto. Estoy feliz, seguiré disfrutando de mi sueño europeo y esperemos a que se acabe la temporada para ver si existen opciones. Por ahora mi cabeza está con el Sporting y daré todo por este club.