Futbolista colombiano detenido tras agredir un árbitro en El Salvador

El juez central está pidiendo una compensación de 3.500 dólares para retirar la denuncia.

Tomada de culebritamacheteada.com.sv

El colombiano Vladimir Díaz, jugador de fútbol de la segunda división en El Salvador, se encuentra detenido tras agredir a un árbitro en un partido de su equipo, Once Lobos de Chalchuapa frente a Brasilia.

Todo comenzó en una jugada discutida en la que estuvo inmiscuido el colombiano a quien supuestamente le cometieron un penalti y el árbitro, José Vicente Ruiz no lo pitó, por lo que el jugador le reclamó al juez, posteriormente el central insultó al jugador según asegura el propio afectado y acto seguido le mostró la tarjeta roja.

Esto motivó la airada reacción del jugador colombiano, quien no medió sus actos y le propinó un cabezazo en la nariz al árbitro, ocasionándole una fractura en su tabique.

 “Cuando faltaban dos minutos del tiempo agregado, era un penal claro para nosotros, no lo pita y me saca tarjeta amarilla y luego la roja. Ahí me insultó. Yo le reclamo y él agresivamente me dice ¿qué pasó negro cerote?”, aseguró el jugador cafetero a los medios salvadoreños.

Acusado de lesiones graves, el delantero colombiano fue enviado a prisión tras comparecer en el Juzgado primero de Paz de Suchitoto. Desde el domingo permanece detenido el jugador.

“Para dejarlo en libertad y retirar la denuncia, el árbitro está pidiendo una compensación económica de 3.500 dólares ", reconoció Gloria Patricia Méndez, madre del futbolista.

Además, el Tribunal Disciplinario de la Federación Salvadoreña de Fútbol aplicó las bases de competencia de la Segunda División, específicamente el artículo 39, que afirma: “Cuando el árbitro principal o sus asistentes fueren agredidos por uno o más jugadores de un club, y estos hicieren imposible la continuación del mismo”. Y declara ganador del encuentro al Brasilia con marcador de 2-0.

Mientras que, a Díaz se le ha aplicado una sanción de seis partidos en carácter provisional, quedando a la espera la realización de la audiencia preliminar por las lesiones causadas al árbitro.

Según explicó el presidente de la Asociación Salvadoreña de Árbitros Profesionales (ASAPROF), Luis Hernández, no hubo conciliación entre las partes, por lo que el delantero colombiano guardará prisión hasta la próxima audiencia, con fecha aún por definir.

“El jugador estará detenido los próximos tres meses a menos que él decida conciliar con el árbitro”, dijo Hernández, quien consideró que al igual que como se encontró inocente a Ruiz en el ámbito penal, de igual forma debe ser en la investigación deportiva, tras las acusaciones de racismo contra Díaz.

Temas relacionados