Gabriel, la nueva joya del fútbol brasileño

Según el agente que manejó los pases de Neymar y de Lucas, es el futbolista con mayor proyección de Brasil.

AFP

El brasileño Gabriel saltó al campo desde el banco de suplentes y en apenas 25 minutos anotó un gol y dio dos asistencias para el 6-1 de su equipo ante Emiratos, la víspera, confirmando que puede colgarse el cartel de "heredero de Neymar", pese a ser un suplente de lujo por ahora.

Gabigol dejó en Abu Dabi en menos de media hora, tras reemplazar a Caio, su estampa de crack y ahora el encargado de armar el nuevo rompecabezas será su entrenador Alexandre Gallo, quien tiene pichones de astros por todos lados y deberá estudiar cómo hace para encajar juntas a todas sus perlas.

En el primer juego, los brasileños aplastaron 6-1 a Eslovaquia con un triplete de Mosquito y un doblete de Nathan. Gabriel estuvo en el banquillo, pero no gozó de minutos en el campo.

La víspera, ante el anfitrión, el armador del Atlético Paranaense gritó por duplicado y ya suma cuatro dianas. Pero también hizo doblete Boschilia y faltó el gol de Mosquito.

Kenedy, máximo artillero de la Canarinha en el Sudamericano-2013 con seis dianas, era la primera opción de recambio para Gallo, aunque la aparición explosiva de Gabigol tal vez le haga cambiar de planes, incluso en el once de arranque.

Nacido hace 17 años en Sao Bernardo do CampoGabigol se presenta en la fila sucesoria de grandes estrellas que ha dado la cantera del Santos, donde pasó casi toda su carrera nada menos que Pelé, en la última década, desde Robinho, Diego, Ganso y Neymar, la joya más preciada que estuvo en el Mundial Sub-17 de Nigeria, sin poder coronarse campeón.

Gabriel Barbosa Almeida primero se ganó un lugar en la lista de 21 de Gallo, pues no jugó el Suramericano, a fuerza de sus arranques explosivos en la primera del Santos, donde debutó oficial a los 16 años en un clásico estadual contra el Flamengo (0-0). Desde ahí, jugó siete partidos y marcó dos veces.

Cuando logró su primer gol en primera, contra Gremio en Vila Belmiro, tenía dos meses menos que cuando lo hizo el actual crack del Barcelona, como para tener algún punto de referencia y proyección.

"Gabriel, con toda certeza, es el chico más prometedor del fútbol brasileño. Debutó con apenas 16 años en el Santos, pasó por todas las divisiones inferiores de la selección brasileña. Es una gran esperanza", dijo el agente Wagner Ribeiro, quien manejó los pases de Neymar al Barcelona o Lucas al PSG.

Sus dirigentes detectaron enseguida su tremenda capacidad para jugar al fútbol y le propusieron un contrato profesional con una cláusula de 50 millones de euros. "Es el nuevo astro, el jugador que despierta mayores esperanzas para el club", afirmó el director de comunicación del Santos, Arnaldo Hase.

Enseguida la prensa paulista empezó a llamarlo el 'nuevo Neymar', por su velocidad y desequilibrio hacia adelante, aunque su físico y forma de jugar hacen pensar más en el argentino Kun Agüero, morrudo, 1,70m, aguantador y especialista en detectar espacios libres en la zaga.

"Todavía tengo mucho que aprender, pero quiero seguir así", afirma Gabigol cuando lo comparan con Neymar.

El domingo pasado fue su estreno internacional en sociedad, primero con asistencia a Nathan, después a Joanderson y luego tocando de zurda con mucha calidad ante la salida rápida del portero rival una bola en cortada al corazón del área (minuto 84).

 

Temas relacionados