Giampiero Ventura será seleccionador de Italia tras la Eurocopa

La Federación Italiana de Fútbol oficializó este martes la contratación de se nuevo seleccionador para los próximos dos años.

EFE

Giampiero Ventura da el gran salto de su carrera, tras entrenar cinco años al Torino, y empezará desde el próximo mes de julio a preparar a la selección italiana para el Mundial de Rusia 2018.

Ventura, de 68 años, sustituirá en el puesto a Antonio Conte, que ya había anunciado que el próximo curso estará en el banquillo del Chelsea inglés.

Mientras que Conte llegó al puesto con un palmarés importante, siendo tres veces campeón de Italia con la Juventus, Ventura tiene una trayectoria más modesta.

Como futbolista tuvo una carrera alejada de la élite (una temporada en la tercera categoría) inicíó su trayectoria de entrenador desde abajo, en las divisiones regionales, y gracias a los buenos resultados conseguidos logró subir de categoría, trabajando durante años en la Serie B (Segunda División).

En junio de 2009, Ventura firmó un contrato con el Bari, recién ascendido en la Serie A y que se acabaría convirtiendo en el equipo revelación de ese campeonato, al terminar en décima posición con cincuenta puntos, récord histórico del equipo sureño.

Tras dos temporadas en ese club, Ventura fue contratado por el Torino, en el que se ganó la definición de "maestro de fútbol".

En sus cinco años en el conjunto "granata", además de conseguir buenos resultados deportivos, destacó también por la formación de jóvenes promesas.

Son muchos los jugadores que se convirtieron en pilares esenciales de sus respectivos equipos y selecciones, como Ciro Immobile, el internacional polaco Kamil Glik o el jugador del Manchester United Matteo Darmian.

Sin embargo, la elección de Ventura como seleccionador, que por primera vez se encontrará en una situación de máxima exigencia a alto nivel, conlleva también asumir riesgos.

Le tocará aplicar sus conocimientos adquiridos en más de veinte años de carrera a la plantilla "azzurra" que, tras caer eliminada en la fase de grupos de los últimos dos Mundiales, tiene ahora la obligación de conseguir un resultado positivo.

Italia, vigente subcampeona del torneo, está en el grupo E de la Eurocopa, el 'Grupo de la Muerte' de esta edición, junto a Bélgica, Suecia e Irlanda.