La gran noche de Rogerio Ceni contra Universidad Católica