Guardiola y Mourinho cierran el año por fuera de la Champions League

Ubicados quintos (City) y sextos (United) los dos conjuntos de Manchester deberán mejorar para el 2017 si quieren estar en la máxima competición de clubes en el mundo.

El Manchester City de Pep Guardiola y el Manchester United de José Mourinho han cerrado la primera vuelta de la Premier League 2016/2017 fuera de los puestos de Liga de Campeones.

Los dos clubes de la ciudad de Mánchester, que partían como los grandes favoritos para hacerse con el título, marchan en quinta (City) y sexta posición (United), por detrás de Chelsea, Liverpool, Arsenal y Tottenham Hotspur.

El conjunto entrenado por Guardiola se ha ido desinflando tras un inicio fulgurante, en el que sumó 10 triunfos en línea: seis en Premier, dos en la fase previa de la Liga de Campeones, uno en la fase de grupos de la Champions League y otro en la Copa de la Liga (EFL Cup).

A raíz de un empate con el Celtic en Escocia (3-3), en la fase de grupos de la máxima competición continental, el City encadenó seis partidos sin ganar, igualando tres (Everton, Southampton y el del Celtic) y perdiendo otros tres (Tottenham, Barcelona y Manchester United).

La derrota del sábado en Anfield ante el Liverpool (1-0) ha sembrado todavía más dudas sobre el ambicioso proyecto del técnico catalán, puesto que el City se ha descolgado de la lucha por el título -está a 10 puntos del Chelsea- y ha salido de puestos de Liga de Campeones.

Por su parte, los 'Diablos Rojos' de Mourinho, tras las dudas iniciales, han sumado seis triunfos consecutivos (cinco en liga y uno en Liga Europa).

Sin embargo, aunque la dinámica es ganadora, el equipo de Old Trafford se mantiene fuera de los puestos de la máxima competición continental, a tres puntos del Tottenham, el cuarto clasificado.

La pelea por el título se antoja, no obstante, una quimera para los hombres de Mourinho, que se encuentran a 13 puntos de un Chelsea inapelable, que no parece tener fisuras y que el próximo miércoles buscará en el estadio londinense de White Hart Lane su victoria consecutiva número 14 en liga.