He sido muy feliz en Real Madrid: Raúl González

El exfutbolista español ahora se dedica a promocionar la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos.

Raúl González Blanco, eterno capitán del Real Madrid, y leyenda del fútbol, habló en una entrevista con la revista Vanity Fair, en la que expuso su posición frente a diferentes temas de su vida y del trasegar del club que supo defender desde 1992 hasta 2010, antes de partir al Schalke 04 y al balompié estadounidense, en el cual continúa trabajando luego de su retiro de la actividad profesional dentro de las canchas.

El referente ‘merengue’ habló sobre la posibilidad de convertirse en entrenador: “Me lo dicen, me quieren empujar. Necesito mi tiempo. Mi vida ha sido tan clara, ahora tengo que pensar, ver si echo de menos competir. Tengo un proyecto de formación, aprender lo que rodea al fútbol: dirección deportiva, negocio. Es un periodo de hacer cosas sin ninguna presión para decidir qué me gusta y en unos años regresar a Madrid”.

“Con 19 o 20 años tuve que dar una rueda de prensa porque decían que salía por la noche, que bebía. Tuve que sentarme ahí para decir que quería seguir siendo futbolista. Piensan que los futbolistas debemos estar siempre en casa o en el gimnasio, pero ¡tenemos vida! Cuando pierdes tres o cuatro partidos estalla la crisis. Cristiano marca 50 goles y en cuanto no marca dos, ya empiezan con qué le pasa”, agregó.

Raúl también se refirió a las cantidades de dinero que se gana en el fútbol y de cómo manejarlo: “Se nos exige demasiado. De niño me fijaba en la gente que hacía las cosas bien, en Butragueño. Te podía gustar o no como jugador, pero las madres lo querían para novio de sus hijas. Los niños están ahí observando todo, repiten y hacen los gestos de los jugadores... Pero también a veces nosotros somos niños, hay niños de 20 años, de 25, no te dan un curso para enseñarte a tener mucho dinero, a poder comprarte lo que te da la gana, a que todo el mundo te alabe”.

Acerca del ejemplo que debe dar el presidente de un club grande, manifestó: “Sí. El club debe dar ejemplo y transmitirles su espíritu a los jugadores. El Madrid es un club muy grande, con unos valores, y sus jugadores y trabajadores deben estar en esa línea. Y el que no esté, no tiene cabida. Pero hay que marcar esas líneas muy bien”, resaltando: “Yo tenía a mis padres. Y mi forma de ser. Soy un poco raro... No me gustan los coches ni los relojes, me gusta la vida, los pequeños detalles, dar un paseo, el contacto con la naturaleza, ir al cine, ver deporte, estar con los amigos y tomar una cerveza...”.

De mourinho dijo: “Casi todos los jugadores hablan bien de él. Hizo un trabajo extraordinario en el Real Madrid”. Y de Cristiano Ronaldo: “Una bestia física y buena gente. Tengo uno estupenda relación con él”.

González Blanco explicó lo que significa para él Real Madrid: “He sido muy feliz allí, mis mejores años. Pero hubo un momento en que no disfrutaba. Cuando eres el capitán, llevas mucho tiempo y hay cambios de presidentes... Perdía energía en otras cosas y no estaba fresco en el terreno de juego. Además, a veces tu cabeza quiere, pero el cuerpo no te da... Jugaba con dolor. Llega un momento en que siempre te duele algo, te levantas por la mañana y piensas: Ay, ¿cómo voy a ser capaz de jugar?”.

Del entrenador catalán Pep Guardiola, referenció: “Nos gustaba mucho el fútbol, la rivalidad era muy bonita, igual que luego la he tenido con Pujol o con Xavi. Pep y yo coincidimos en la Selección. Siempre hubo química. Es uno de los mejores entrenadores de la historia”.

“He paseado mil veces por Barcelona con Mamen y la gente nos trataba maravillosamente. La rivalidad ayuda a los dos clubs: el Barça no sería sin el Madrid y viceversa. Se necesitan mutuamente. Cuando ellos ganan Copas de Europa me alegro, al final es un equipo español y no he tenido ninguna duda de proclamarlo públicamente. ¿Por qué voy a desear el mal a alguien? No entra dentro de mi forma de ser”, expresó.

Temas relacionados