Hope Solo, guardameta de EE.UU., abucheada y criticada en Río por comentario sobre el zika

Una fotografía que publicó en Twitter le costó a la deportista el rechazo de los brasileños.

EFE y Twitter Hope Solo

No paran los hechos curiosos durante los Juegos Olímpicos de Río 2016. Esta vez, sorprendió el abucheó del que fue víctima Hope Solo, guardameta de la Selección de fútbol femenina de Estados Unidos durante el partido en el que se enfrentó su equipo contra Nueva Zelanda.

Aunque Estados Unidos ganó 2 – 0, a Hope le quedó un sin sabor ante el rechazo que sufrió por parte de los asistentes al partido. Cada vez que realizaba un saque, la deportista era abucheada pero no se entendía claramente lo que estaba sucediendo hasta que, en el segundo tiempo, se escucharon las voces unidas de los brasileños, quienes gritaron “zika”. Allí ella comprendió lo que sucedía.

A finales de julio, ella publicó una serie de comentarios en Twitter acompañados de fotografías en la que manifestaba el miedo que le tenía al virus del zika que se propagó en Brasil y mostró el “arsenal” que llevaba a ese país para no ser picada por el mosquito transmisor del virus.

"No voy a compartir esto. Si quieres, consigue uno propio", escribió Hope a través de su cuenta en Twitter.

Sin embargo, aunque se excusó y aseguró que no quiso ofender al país anfitrión de los Olímpicos, sus publicaciones despertaron la indignación de los brasileños que afrontan la epidemia y los ha consolidado como el país con mayor número de casos de infectados con zika – tan solo en el primer trimestre de este año 90.000 personas se infectaron - virus que en mujeres embarazadas podría causar malformaciones en el feto como microcefalia.

Otros deportistas de delegaciones que asistieron a los Olímpicos manifestaron su temor ante el posible contagio. Los deportistas de China, por ejemplo, han publicado fotografías mostrando cómo están recubiertas sus camas en la Villa Olímpica con redes antimosquito.

De hecho, países como Colombia hicieron serias advertencias a los turistas que quisieran viajar a Río de Janeiro a acompañar a la delegación como, entre otras, pidieron a las mujeres embarazadas evitar viajar a ese país.