La hora de James Rodríguez

El colombiano del Real Madrid, el mejor debutante en Liga hasta su lesión, regresa dos meses después para disputar el tramo decisivo de la temporada.

James Rodríguez celebra su tanto contra el Levante. Foto: AFP

Se retiró del césped del Bernabéu el pasado 4 de febrero cojeando y con la bota derecha en la mano. Dos meses después, James está de vuelta. Entre dos y tres meses de baja habían estimado los médicos del Real Madrid por la fractura del quinto metatarsiano del pie. Operado por el mismo doctor que operó a Xabi Alonso, James ha calcado los plazos de recuperación del tolosarra. El domingo, contra el Granada, Carlo Ancelotti ya podrá contar con el colombiano.

En principio, el técnico italiano había calculado recuperarlo para la eliminatoria de Champions contra el Atlético (14-22 de abril), pero la ausencia por sanción de Isco y las buenas sensaciones de James podrían hacer que este sea titular contra el Granada. La idea de Ancelotti es repetir los pasos que se han seguido con Modric. El croata, que venía de cuatro meses de lesión, se fue incorporando poco a poco. Jugó media hora el día de su regreso (contra el Schalke), 80 minutos contra el Levante y 87 en el clásico. James hará lo mismo para estar a plano rendimiento y con ritmo de competición en las piernas en los cuartos de Champions contra el Atlético.

El colombiano, que empezó a hacer trabajo de campo hace diez días, ha aprovechado el parón de Liga por los compromisos internacionales para terminar su puesta a punto. En su Instagram ha ido colgando vídeos con los plazos de su recuperación: primero en el gimnasio (trabajo específico para recuperar fuerza muscular) y luego en el césped. En los partidillos de los entrenamientos de los últimos días, Ancelotti lo ha puesto en el equipo titular.

La ausencia de James (el día que se lesionó marcó un golazo al Sevilla tirándose en plancha que recordó al de Robin Van Persie contra España en el Mundial) ha coincidido con la peor racha del Real Madrid. El colombiano se ha perdido nueve partidos y los blancos han sumado cuatro derrotas (Atlético, Athletic, Schalke y Barcelona). Sin James, en Liga han conseguido 13 puntos de 21 posibles. Ancelotti, que ha recuperado a Modric –fundamental para dar equilibrio, pausa y orden al centro del campo- ahora podrá tirar también del colombiano que, hasta su lesión, estaba siendo el mejor debutante en Liga con 8 goles y 7 asistencias.

En estos dos meses le han superado Mario Mandzukic (12 goles y 5 asistencias) y Luis Suárez (8 goles y 9 asistencias). Vuelve a tiempo James para recortar distancias y mejorar sus números. En las tres competiciones suma 10 goles y 12 asistencias. Cuando se lesionó contra el Sevilla el pasado 4 de febrero, llevaba 8 en Liga. A esas alturas de temporada nunca había marcado tanto en sus anteriores equipos. El año pasado contra el Mónaco, terminó el campeonato con 9 goles y 13 asistencias. En su mejor campaña en el Oporto (2011-12), con 13 goles y 8 asistencias. Le quedan dos meses para seguir sumando.

Ancelotti confía en él para dar frescura al Real Madrid que ya mostró síntomas de recuperación con el regreso de Luka Modric. James aportará otro plus al equipo para el tramo final de temporada. Hay un título de Liga en juego (4 puntos le separan del Barcelona con 10 jornadas por disputarse) y el pase a semifinales de Champions. La chispa del colombiano, que ha ido jugando en una línea de tres en el medio con Kroos e Isco y con Kroos y Modric y que ha ocupado también el sitio de Bale cuando la lesión del galés, será clave para el Madrid de Ancelotti.