Hugo Sánchez dijo que México no merece estar en Brasil 2014

El exfutbolista mexicano criticó duramente a la selección y todo su alrededor. Afirmó que es un "juguete" de los dueños de los equipos.

Hugo Sánchez, exjugador de mexicano.

Hugo Sánchez es considerado uno de los mejores futbolistas mexicanos de toda la historia. Se destacó con el Real Madrid donde copa páginas de gloria en el club merengue. Salió cinco veces vencedor como el ‘pichichi’ de la liga española.

"Siendo realistas, México, por todo lo hecho, dicho y escrito, no merece estar en Brasil", apuntó Sánchez en el diario 'El Universal' en su habitual columna que en esta ocasión se titula "La pesadilla continúa".

El exjugador del Real Madrid y extécnico de la selección mexicana destacó que asistir al Mundial le interesa más que a nadie a los dueños y federativos del fútbol mexicano porque se ganan una buena cantidad de dinero con el 'juguete' de la selección.

México no logró por primera vez en tres décadas obtener un boleto directo al Mundial de Brasil 2014 y ahora deberá jugarse un cupo en una repesca continental ante Nueva Zelanda en una serie programada para el 13 y 20 de noviembre.

Sánchez criticó los malos modos con que, en su opinión, se ha tratado a seleccionadores como Luis Fernando Tena y Víctor Manuel Vucetich, que fueron despedidos, y también criticó al dueño de las Chivas de Guadalajara, Jorge Vergara, por defender que la base de la selección sea América, equipo que es su acérrimo rival.

Calificó de vergonzoso que el presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, Justino Compeán diga que Miguel Herrera logrará la clasificación mundialista, igual que dijo de José Manuel de la Torre, y que siga "aplastado en su trono".

Sánchez consideró una pena que los dueños y dirigentes sigan pensando que la gente no se da cuenta de que sólo buscan sus intereses y alertó de que se ha llegado a una tesitura en la que si México no va al Mundial "no van a tapar el sol con un dedo".

"Se tiene que cambiar, se clasifique o no se clasifique. No hay más remedio que cambiar el rumbo de la manera en que están manejando al fútbol mexicano", manifestó Hugo Sánchez.

México se juega el todo o nada en el repechaje ante Nueva Zelanda, empezando el 13 de noviembre en Wellington y el 20 termina en el tenebroso Estadio Azteca.