Identifican al agresor de los jugadores de River Plate

Adrián Napolitano, alias 'El Panadero', es un conocido hincha del club 'xeneize' de aproximadamente 30 años.

Tomada de internet

El hincha de Boca que arrojó sustancia tóxica a los jugadores de River Plate en el escandaloso superclásico argentino por la Copa Libertadores, fue identificado luego que se constatara que se retiró del estadio de la Bombonera "disfrazado y con ayuda", informó este martes la fiscalía. 

Las imágenes de las cámaras permitieron reconocer a Adrián Napolitano, alias 'El Panadero', un conocido hincha del club 'xeneize' de aproximadamente 30 años, cuya familia es propietaria de varias panaderías en la periferia sur de Buenos Aires.

Napolitano fue identificado este lunes en la tarde "a partir de las imágenes obtenidas en (el canal de TV) Fox Sports", según un comunicado de la fiscal del barrio de La Boca, Susana Calleja, a cargo de la investigación.

Gracias a las imágenes en inéditas, el gerente de Seguridad de Boca pudo identificar a tres de los involucrados, precisó el parte difundido este martes. La pericia confirmó que la sustancia con la que fueron agredidos los jugadores 'millonarios' fue "capsaicina, principio activo del gas pimienta", que fue arrojado "a través de un hueco que había en la unión de la manga con el techo del túnel de acceso a los vestuarios", señaló la fiscalía.

Según la investigación, tras la suspensión del partido de octavos de final de la Libertadores, el 'Panadero' salió del estadio disfrazado y recibió ayuda para evitar controles policiales.

"Fíjese cómo funciona la violencia en el fútbol, porque esta persona salió disfrazada de la cancha y, a través de las cámaras, vimos cómo le indicaban para poder salir", declaró a radio La Red, el fiscal de la Unidad Especial de Delitos Deportivos, Daniel Pablosky.

Agregó que "desde algún lugar del estadio, alguna persona" le indicaba el camino, por lo que, afirmó, "acá hay una ostensible vinculación con algún dirigente o empleado del club".

Demostraciones de fuerza

Según la prensa argentina, el ataque a River pudo haber sido una demostración de fuerza de una facción de la 'barrabrava' (hinchada violenta) boquense, que habría quedado al margen de los negocios que los financian, tras un acuerdo entre otros dos líderes de 'La 12'.

El presidente de Boca, Daniel Angelici, había desligado del episodio a la 'barrabrava'. "Este no fue un acto de un loco suelto ni un problema de la 'barra' oficial, es algo político", declaró el viernes Angelici, cuyo mandato en el popular club vence a fin de año.

Angelici es el delfín del alcalde de Buenos Aires, el empresario Mauricio Macri, que presidió Boca entre 1995 y 2008 y ahora es el precandidato presidencial (derecha) por la oposición mejor posicionado para las elecciones generales de octubre en Argentina.

El inédito ataque a jugadores fue perpetrado al término del entretiempo del superclásico, cuando el partido iba 0-0 lo que significaba la clasificación de River a los cuartos de final de la Libertadores ya que había ganado 1-0 en la ida.

El tribunal de Disciplina de la Conmebol descalificó a Boca de la Libertadores-2015 y lo sancionó con cuatro partidos como local sin público. Además, le impuso una multa de 200.000 dólares.