En vivo: La justicia transicional a dos años del Acuerdo con las Farc

hace 1 hora

¿Intento de soborno en segunda división del fútbol de Portugal?

Ha un cruce de versiones entre futbolistas del Farense y el Atlético de Portugal.

Un supuesto intento de soborno a dos futbolistas del Farense por parte del Atlético de Portugal, clubes de la segunda división lusa, desató la polémica y provocó que dos jugadores del equipo acusado anunciaran acciones penales.

El Farense denunció el jueves que un individuo extranjero contactó con dos de sus jugadores, el futbolista de Guinea Bissau Califo y el caboverdiano Kiki Ballack, para ofrecerles dinero a cambio de dejarse ganar en el partido que les enfrentará el próximo sábado al Atlético.

Los dos futbolistas comunicaron lo ocurrido al presidente del club con sede en Faro, António Barão, que a su vez informó al presidente de la Liga, Luís Duque.

Posteriormente, el Atlético emitió un comunicado negando su implicación en los hechos, que calificó de "surrealistas", y señaló que se trata de un intento de perjudicar al club lisboeta.

"La historia es verdaderamente surrealista y tan primaria que nos hace pensar que fue intencional, en el sentido de perjudicar y crear mal ambiente para el partido del próximo sábado y posiblemente obtener beneficios de ese enfrentamiento", rezaba el comunicado.

La polémica alcanzó a dos jugadores del Atlético, el portugués Silas y el caboverdiano Dady, después de que fueran identificados por el individuo que abordó a Califo y a Kiki Ballack como los jugadores que le habían facilitado sus contactos.

Silas y Dady convocaron hoy una rueda de prensa en la sede del Sindicato de Jugadores de Fútbol Profesional (SJFP) para negar su implicación en lo ocurrido y anunciaron que interpondrán "una denuncia penal a terceros".

"Debe investigarse esta situación, pero creo que relacionar mi nombre con este tipo de situaciones es un poco indecente, pues llevo muchos años de profesional, muchos como capitán del equipo, y como mínimo deberían confirmar esa información", lamentó Silas.

El Atlético de Portugal ya fue investigado el año pasado por un entramado de prácticas ilegales relacionadas con la manipulación de apuestas que afectaba a la entidad y a su mayor accionista, una empresa china cuya cabeza visible es Bruce Ji.

El club negó su implicación y se mostró dispuesto a colaborar con las autoridades responsables de la investigación. 

Temas relacionados