Jackson ha vivido esta situación en otros equipos y creció progresivamente: Simeone

El entrenador de Atlético de Madrid dijo que su equipo no puede perder "a nadie" en el presente mercado de pases.

Diego Simeone en rueda de prensa. / EFE

El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, avisó este martes de que su equipo no puede perder "a nadie" en el mercado de invierno si quiere "seguir compitiendo en este nivel" actual y explicó que su conjunto afronta el partido contra el Celta "como si fuera el último".

"Centrarme en decir que no va a salir ninguno (de los 24 jugadores de la plantilla en este mercado de invierno) es muy adelantado. La expectativa nuestra es poder contar con todos los chicos que están, porque nos ilusionamos con las tres competiciones que estamos jugando y está claro que no podemos perder a nadie si tenemos la expectativa de seguir compitiendo en este nivel", dijo.

El Atlético lidera la Liga, afronta los cuartos de final de la Copa del Rey contra el Celta y espera en febrero al PSV en octavos de la Liga de Campeones. "Una plantilla es valorada cuando la gente que le toca no empezar el partido termina entrando y resolviendo situaciones muy buenas para el grupo. Entonces, ahí sí se empieza a potenciar cuando uno habla que tiene una buena plantilla", repasó.

"Está claro que la diferencia que podemos tener con otros equipos, menos Barcelona y Real Madrid, es la posibilidad de tener mucha competencia interna con futbolistas que están bien, que están aprovechando los minutos y, sobre todo, lo más difícil que hay en el fútbol, que la gente que entra en el banco está pronta para resolver lo que está pasando en el campo. Eso está sucediendo y nos pone en una situación importante de cara a cualquier competencia", explicó.

También destacó la transcendencia de todo el equipo para potenciar individualidades como la del portero Jan Oblak, el central Diego Godín o el delantero Antoine Griezmann: "Todos desde su lugar tan importante tienen la necesidad de convivir y necesitan el esfuerzo de sus compañeros, más allá de la jerarquía de los tres".

"El grupo está trabajando en consecuencia de molestar y el equipo ha logrado una regularidad y una estabilidad que es muy difícil y que dependen del partido de mañana también. Para que esto se siga valorando y para que el equipo siga compitiendo en el nivel que está, necesitamos centrarnos en hacerlo bien mañana", continuó.

Para encarar el encuentro de este miércoles, Simeone no echa la vista atrás ni piensa "absolutamente en nada" de lo que ha hecho el equipo en anteriores eliminatorias, en las que ha sido muy fiable, y se centra "sólo en afrontar el partido como si fuera el último".

"Entendemos que las eliminatorias son complejas, sobre todo cuando enfrentas equipos como el Celta, que tiene un juego ofensivo. La eliminatoria va a ser pareja", avanzó el entrenador, que fue preguntado por dos futbolistas específicamente: el delantero colombiano Jackson Martínez y el centrocampista Óliver Torres.

De Jackson, Simeone entiende "como normal" que todos los delanteros, "que viven del gol, tienen la necesidad de marcar", pero añadió: "Lo que me da buen pensar es que esta situación ya la ha vivido Jackson en otros equipos, donde ha tenido situaciones similares y después progresivamente ha ido creciendo".

"Lo que valoro, más allá de las situaciones de gol o de goles que puede hacer, es el trabajo colectivo para el equipo, desde la asistencia, de hacer salir a todo el equipo, como base para que la gente que llega desde atrás pueda aprovechar su fortaleza física y su juego de espaldas. Está claro que él se sentiría mucho más cómodo con muchos más goles. Eso es lógico", añadió.

También habló de Óliver, fuera de la convocatoria en las últimas tres jornadas de Liga, y uno de los tres jugadores que no ha jugado ningún partido de titular en este 2016, junto a Lucas Hernández y el lesionado Tiago Mendes. "Creo que los momentos de los futbolistas son diferentes", afirmó el técnico.

"Hace tres meses y medio atrás, Thomas no estaba en la situación que está hoy, porque se lo ha ganado, porque ha jugado muy bien cuando le ha tocado entrar y porque ha crecido en cuanto a lo que marca el campo. De Óliver no tengo otro pensamiento distinto desde que comenzó la pretemporada. Está claro que primero lo tengo que poner y segundo lo tiene que demostrar con hechos lo que nos imaginamos", declaró el técnico en rueda de prensa en Majadahonda.

"Y esperemos que cuando le toque jugar y yo le ponga esté apto. Lo que sí está claro es que la competencia es muy linda. Está Thomas, que está muy bien; Kranevitter, que vino con mucho entusiasmo; Augusto, que se incorporó muy bien; Koke y Gabi son estables y Saúl ya es parte de esta camada de futbolistas que tiene una idea metida dentro el cuerpo. Entonces, el esfuerzo para competir y para insertarse está en aprovechar los momentos", dijo.

Juanfran Torres, lateral del Atlético, afirmó este martes en una entrevista a 'Onda Cero' que le gustaría que Simeone fuera el Alex Fergusson del Atlético. "Siempre pienso que me pueden echar y ante eso trato de en cada partido, en cada entrenamiento, dar absolutamente todo lo que tengo", valoró el técnico argentino.