Jackson Martínez: “Esta selección no tiene límites”

El delantero colombiano, concentrado con el equipo en Argentina, sueña con ganar la Copa América y ser el máximo goleador.

El delantero de la selección de Colombia Jackson Martínez. EFE

Los Cardales, a metros de la autopista Panamericana, vuelve a pintarse de tricolor. Aunque ya no domina el amarillo furioso que caracteriza a la camiseta nacional. Los futbolistas están de punta en blanco con la renovada indumentaria de Adidas. De cara a otro desafío, claro. A la vuelta de la esquina emerge la Copa América de Chile 2015, el objetivo prioritario del equipo que conduce José Néstor Pékerman. Y como sucedió antes del Mundial de Brasil 2014, la selección de Colombia llegó a Buenos Aires y se instaló en la zona norte, lejos del ruido de la ciudad que no duerme, cerca de los barrios privados, a 70 kilómetros de la capital. Busca intimidad el técnico argentino para su plantilla. Y ahí está Jackson Martínez, ese delantero chocoano que de niño pateaba piedritas descalzo en Los Álamos, el barrio donde creció, y que en los últimos tres años se consagró goleador de la Liga de Portugal, en esta oportunidad con 21 gritos.

A los 28 años, Chachachá es uno de los notables atacantes que tiene a su disposición el profesor que nació en estas tierras. Y habló de todo con El Espectador. De su futuro, que hoy es una incógnita por la cantidad de propuestas que hay a su alrededor, de su competencia con su compañero Radamel Falcao García y de las posibilidades del seleccionado nacional en Chile.

Su nombre suena en Valencia, Atlético de Madrid y Chelsea. ¿Qué club lo seduce?

No hay ninguno en especial, todos son importantes. Sé que hay negociaciones ahora mismo, pero no las puedo contar.

¿Prefiere la Liga española o la inglesa?

Ambas son muy seductoras. Esa tarea se la dejo a mi agente, que para eso lo tengo, yo sólo me dedico a jugar, que es lo que realmente sé hacer.

¿Alguno le hizo ya una oferta concreta?

Simplemente sé que mi representante está manejando algunas posibilidades, nada más. Estamos intentando llegar a un acuerdo con Porto, con el que tengo contrato. Sueño con estar en un equipo donde pueda seguir disfrutando del fútbol, como lo vengo haciendo.

En lo personal, su año fue muy bueno. ¿Qué le faltó en lo grupal para lograr un título con el Porto?

Lamentablemente, durante el inicio de la Liga perdimos muchos puntos de locales y luego los pagamos muy caros. Y si bien al final del torneo apareció el chance de alcanzar al Benfica, ya era corto el tiempo para poder recuperarnos.

Allá comparte plantel con Danilo, quien será su rival con Brasil. ¿Ya tuvo algún cruce o apuesta con él?

(Risa) Independientemente de los futbolistas que tenga, sabemos que Brasil siempre es uno de los candidatos al título. Además, ahora contarán con un Neymar que viene encendido por todo lo conseguido con el Barcelona. Y no sólo él, sino que sus compañeros integran las mejores ligas del mundo.

¿Cuál es la clave para vencer a la selección de Brasil en la Copa América?

Habrá que ver cómo se encuentran, recién será el último partido del grupo. El objetivo cuando los enfrentemos será frenar las individualidades de las que dependen. Pero primero hay que jugar contra las selecciones de Venezuela y Perú.

¿Con qué expectativas llega a la Copa América?

Lo más importante es que la selección nacional avance mucho en el torneo. Y en lo personal, me encantaría poder estar en el campo de juego y hacer un gran papel con esta camiseta que tanto amo.

¿Colombia tiene la obligación de ganar el torneo?

Este es un grupo muy comprometido y que se traza como objetivo ser campeón. Esta selección no tiene límite, por lo que vamos preparados para hacer un gran papel. Sabemos que no será nada fácil. Pero nosotros tomamos este chance como un premio y no como una presión.

¿Siente que puede jugar desde el comienzo, a pesar de que Radamel Falcao García y Carlos Bacca asoman como posibles titulares de la selección?

Pienso que cualquiera de los delanteros que hoy están en la selección puede hacerlo desde el arranque y tener su oportunidad. Todos son capaces. En mi caso, me siento preparado para ser titular del equipo y estoy listo para la oportunidad, que a veces llega y otras no tanto, de manera justa o injusta.

¿Ser el goleador de la Copa es uno de sus objetivos?

Claro que sí. Uno vive de eso y siempre piensa en meter goles. Espero que se me dé porque sería un regalo muy grande ser el goleador de la Copa América. Igual, antes que eso prefiero poder consagrarme campeón.