Jackson Martínez, en la mira de Europa